Empresa

Secretos y curiosidades que guardan los empleados de IKEA

ikea-secretos-empleados
Escrito por Ana Muñoz

¿Cuáles son los secretos y curiosidades que guardan los empleados de IKEA? En este artículo te contamos todo lo que se oculta “detrás de las cámaras”.

Hablar de IKEA es sinónimo de éxito. El imperio de muebles low cost, creado por Ingvar Kamprad en 1943, ha conseguido hacerse un hueco en la mayoría de las casas de todo el mundo.

Quizás, uno de los secretos de su triunfo sean esos interminables pasillos que te hacen recorrer una vez estás allí, sus deliciosas albóndigas o sus precios asequibles.

El secreto de los muebles de IKEA, al descubierto

En cualquier caso, lo cierto es que es todo un éxito. A pesar de todo esto, y como ocurre en todas las empresas, una de las claves de su triunfo son sus trabajadores.

De hecho, son los propios empleados los que nos han desvelado algunos de los secretos y curiosidades de IKEA.

¿Quieres saber cuáles son?

1. El “camino interminable” tiene un nombre

ikea pasillo

No es ningún secreto que el hecho de que IKEA nos haga recorrer todos y cada uno de los pasillos de la tienda es para que “piquemos” y compremos el mayor número de cosas posible. Lo que quizás no sabías es que este recorrido tiene un nombre oficial: “Camino largo natural”.

Según un artículo publicado en New Yorker en 2011, lo cierto es que este recorrido tiene que tener una curva cada 15 metros para que los clientes no se aburran.

2. Hay atajos

plano_ikea_murcia

¿No necesitas pasar por textiles, ni la zona del baño, o por los muebles por el salón? Utiliza un atajo. Hay varios por todas las tiendas y ningún dependiente te detendrá en tu objetivo a menos que ponga “sólo para empleados”.

Eso sí, no están especialmente bien señalizados, por lo que tendrás que fijarte en los rincones de sus pasillos si quieres acortar tu estancia en la tienda.

3. No te acostumbres a esos atajos

ikea atajos

Foto: A femenine Lifestyle

Según un empleado de IKEA que trabajó en una de sus tiendas durante más de 10 años, los atajos en los recorridos cambian continuamente.

¿La razón? La misma que la del principio: hacernos comprar más. Si los clientes saben dónde están estos atajos, al final se acostumbran a ellos y no realizan nunca el camino largo.

4. Las paredes se mueven

ikea paredes

No, IKEA no tiene ningún espíritu maligno que haga mover sus paredes. Con esto nos referimos a que, por una cuestión práctica, las estanterías de la tienda pueden cambiar de sitio.

Esto se hace para que los empleados tengan vía directa a la basura a última hora del día, y así sean más productivos a la hora de recoger. Además, esto les permite modificar la decoración y los atajos más fácilmente.

5. La gente compra las habitaciones de exposición

ikea exposicion

En ocasiones, hay clientes compran la habitación de exposición tal cual está en la tienda. Si es tu caso, sólo tienes que decírselo al encargado y él te ayudará a identificar cada artículo.

6. La sección “Abre tu monedero”

ikea decoracion

Seguro que conoces ese lugar de IKEA que está lleno de cosas prácticas y pequeñas (jarrones, zapatillas, rodillos para pelusas, etc). Pues bien, estas áreas, internamente, se conocen como “Open the wallet” (Abre tu monedero, en español).

La idea de estas secciones es que, aquellos que no vayan a comprar nada, piquen cuando vean estos artículos. Es lo que se llama “venta por impulso”, y todas las compañías lo hacen. ¿O es que no has visto esos llaveros, pintalabios, pañuelos, calcetines en el mostrador de una tienda cuando vas a pagar?

7. Bulla Bulla

Foto: Shopify

Otra estrategia de venta que utiliza IKEA es “Bulla Bulla”. Con esto se refieren a meter pequeñas cosas en un depósito/cajón/bolso grande.

En realidad estos pequeños artículos tienen el mismo precio que en otra parte de la tienda, pero al verlos apiñados en un montón, inconscientemente, creemos que están por debajo de su precio original. El truco está en que el recipiente/mochila/cubo en el que estén esté siempre a rebosar.

8. Sí, puedes echarte una pequeña siesta en IKEA

china siesta ikea

Los muebles de exposición están ahí para que los toques, te sientes…e incluso, te eches una pequeña siesta. Se supone que puedes tumbarte en las camas o sillones para probarlos, pero si los empleados ven que llevas ahí dos o tres horas, te pedirán amablemente que te levantes.

“No lo vemos como un problema. Puede que esto implique un poco de esfuerzo extra por parte de nuestro personal, pero también nos dará más ingresos si sale bien”, explica Josefin Thorell, portavoz de IKEA, a The Wall Street Journal.

De hecho, en China es habitual encontrarse a una o dos personas echándose una siesta en algún sofá, sillón o cama.

9. Aun así, te recomendamos evitar la “tentación”

ikea cama

De acuerdo con Jena, una empleada de IKEA Texas, las almohadas de las camas de exposición se cambian una vez al mes, pero las fundas y demás textiles sólo se cambian si están sucias. Así que pueden pasar meses entre un cambio y otro.

Por lo tanto, probablemente, no quieras tumbarte en una de ellas…y mucho menos echarte una siesta.

10. No desempaquetes los artículos

ikea packaging

Por lo general, los clientes de IKEA tienden a tocar y abrir todo. De hecho, en las tiendas tienen artículos desempaquetados para que se vea cómo sería su forma original.

A pesar de ello, son muchos los que se dedican a abrir los packaging de los productos…aunque esté prohibido. De hecho, si se encuentran un paquete abierto, tienen orden de retirarlo.

11. Les enseñan a no ofrecer ayuda

ikea empleados

Los empleados de IKEA tienen instrucciones expresas de ofrecer ayuda sólo cuando les preguntan por algún artículo.

12. Los libros de IKEA suelen ser de los empleados

ikea estanterias

Seguramente te habrás percatado que todas las librerías de exposición están repletas de libros. Pues bien, estas obras suelen ser de los propios empleados de IKEA, y les piden que tengan unas tapas de un color determinado. Eso sí, está prohibido traer un título pornográfico, erótico o conflictivo.

13. Los muebles más vendidos son…

billy libreria

La librería Billy y la mesa LACK.

14. Los números de serie dicen mucho

ikea numero serie

Los números de serie de IKEA revelan mucho más de lo que puede parecer. “Cuando trabajaba allí, los dos últimos números del código de serie identificaban el color del artículo. Así, si terminaba en 40, quería decir que el producto era azul. Si finalizaba 41 era azul claro, y el 42 era azul oscuro”, explica Robertson, exempleado de la compañía.

Además, las estanterías suelen tener nombres de matemáticos, mientras que las cosas del baño se refieren a lagos o ríos.

15. Hay un protocolo de “para parejas” que van a IKEA

ikea pareja

“Si lo que quieres es poner a prueba tu relación, ve a IKEA y compra algo. Imagino que las parejas acaban de los nervios con tantos muebles y cosas, y al final son muchas las que acaban discutiendo”, explica Jana, empleada de la compañía.

Janice Simonsen, portavoz de diseño de IKEA EEUU, explicó a The Wall Street Journal que pasó 5 años como asesora de mobiliario y tuvo que crear una lista de pautas a seguir para parejas que iban a comprar a la tienda.

16. Hablan en código

ikea empleados

Cuando oigas a algún empleado de IKEA decir “Código 22”, se refiere a que necesitan ayuda en la línea de cajas. Por lo tanto, todo aquel que esté entrenado para ello, debe ir al frente a ayudar.

Si un niño se pierde dentro de la tienda (que pasa mucho) lo identifican como “Código 99” y pone a todos los empleados en alerta. “Hay cientos de armarios y escondites donde un pequeño se puede ocultar. Así que si no quiere ser visto, es probable que nos cueste encontrarle”, explica.

17. Tienen regalos de Navidad muy buenos

Camara Ikea

IKEA es conocida por tener grandes beneficios para sus empleados, que van desde dispositivos electrónicos hasta billetes de avión, pasando por bicis o días libres extra.

18. Pinterest, su gran aliado de ventas

ikea pinterest

Los empleados de IKEA tienen que estar al día en Pinterest, ya que si alguna foto se hace viral puede suponer un gran incremento en las ventas de la compañía.

Vía | Mentalfloss

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.