Empresa

Remedios para evitar que la alergia disminuya tu productividad

Remedios-para-evitar-que-la-alergia-disminuya-tu-productividad
Escrito por Lara Olmo

La congestión nasal, la irritación en los ojos y los estornudos incesantes no ayudan en absoluto a mantener un ritmo de trabajo óptimo. Aquí te damos algunas propuestas para que tu productividad no esté por los suelos durante las temporadas de alergia.

Comúnmente se sobreentiende que la temporada de alergias llega con la primavera, aunque esto es relativo, ya que cada cuerpo y cada organismo es alérgico a cosas distintas. A quienes lo pasan mal con lo pólenes, esta época del año (o el comienzo del otoño) es la peor, pero quien tiene alergia al polvo o a las mascotas, le persigue el “Sambenito” de los estornudos y los picores en cualquier momento.

Este año en España los niveles más altos de polen se registraron en mayo, ya que en junio están subiendo las temperatura y las gramíneas se están secando.

Los alérgicos al polen de cualquier origen vegetal pasan temporadas realmente agotadoras de estornudos, congestión nasal, picores en los ojos y dolores musculares, por el esfuerzo continuo que hace el cuerpo al estornudar tan seguido. Un estado de salud que se asemeja bastante a un resfriado y que tiene consecuencias también en el sueño, porque impide descansar.

Con este panorama, no es fácil llegar al trabajo y pretender ser tan productivo como si no pasara nada. La sensación de fatiga y el deterioro cognitivo tienen efectos inevitables en el rendimiento de muchos profesionales, que luego tiene su reflejo en pérdidas para las empresas.

En Estados Unidos, por ejemplo, la caída en la productividad de los empleados a causa de las alergias supone pérdidas de 250 millones de dólares al año y se pierden 3,5 millones de días de trabajo por las bajas laborales.

 

Soluciones para combatir los efectos de la alergia

Muchos alérgicos recurren a los antihistamínicos para mitigar los efectos, pero estos suelen tener efectos secundarios que dan mayor somnolencia y aturdidos, lo que no resulta de ayuda si lo que queremos es que nuestra productividad no se vea tan afectada.

Por eso, antes de recurrir a esta vía, hay soluciones intermedias que pueden ayudar a combatir la alergia. 

Si tu problema es con el polen (algo habitual en estas fechas), algunos trucos que te pueden servir son darte una ducha o cambiarte de ropa después de haber estado un rato al aire libre, no bajar las ventanillas cuando vas en coche y cerrar siempre las ventanas cuando estés en la oficina o en casa.

10 ideas para concentrarte cuando tu productividad está por los suelos

Si lo que te provoca un estornudo tras otro es el polvo, hay remedio sencillos para escapar a la exposición de los ácaros, como emplear ropa de cama que los repela, controlar que la humedad no sea muy elevada, evitar las alfombras, donde suelen acumularse estos microbios, y pasar la aspiradora con frecuencia.

En caso de que no tengas más remedio que consumir medicamentos, los médicos aconsejan que lo más efectivo es empezar a utilizarlos alrededor de 10 o 14 días antes del inicio de la temporada de alergia, para reducir sus síntomas.

 

Vía | Fast Company

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.