Empresa

Reduce tu estrés en el trabajo sin levantarte de la silla

meditando en la oficina

Descubre las técnicas más sencillas para reducir tu estrés y ansiedad en el trabajo sin moverte de la silla. Aprende a controlar tu mente y ser más productivo.

Cuando nos encontramos atascados o desbordados en el trabajo lo mejor que podemos hacer es tomarnos un descanso y volver a retomarlo después de relajarnos. No obstante, a veces la falta de tiempo o la mirada intimidante de tu jefe puede impedirte bajar a la calle a dar un paseo.

Eso si, quedarte mirando la pantalla pensando en lo agobiado que estás y en tu incapacidad para llevar a cabo la tarea poco te ayudará. El estrés disminuye nuestro nivel de productividad, ya que nos impide pensar con claridad y trabajar eficientemente.

La buena noticia es que existen algunas técnicas para reducir el estrés sin levantarte si quiera de la silla. Es decir, puedes relajarte rápidamente sin dejar tu puesto de trabajo desatendido.

Algunas de las estrategias también pueden ser útiles para aliviar la ansiedad antes de entrar a una reunión importante o dar una presentación. Y lo mejor es que nadie notará que lo estás haciendo.

  • Masaje de orejas: Si, suena extraño, pero resulta sorprendentemente eficaz. La medicina tradicional China aconsejaba aplicar esta técnica, y estudios médicos al respecto parecen apoyar su teoría. El truco está en masajear tu oreja delicadamente en el punto ‘shen men’, que se encuentra en el centro de la oreja en su tercera parte superior. Si tienes dificultades para encontrarlo puedes aplicar un suave masaje empezando por los lóbulos y recorrer toda la parte externa de la oreja.
  • Despeja tu mesa: Mesa despejada, mente despejada, así que dedica unos minutos a ordenar tu espacio de trabajo. Cuando acabes corrige tu postura sentándote erguido en la silla, listo para retomar el trabajo en un ambiente agradable.
  • Masaje de manos: A este paso vas a convertirte en tu fisioterapeuta personal.  Cuando trabajamos con un ordenador podemos acabar sintiendo mucha presión en las manos, por lo que hay que aliviarlo. Prueba a masajear el músculo entre el pulgar y el dedo índice, haciendo suaves pero firmes movimientos circulares.

Los mejores trabajos para aquellos que quieran evitar el estrés

  • Respira: Si, siempre respiramos, pero no vale con respirar de cualquier manera. Presta atención a tu respiración: inspira profundamente y lleva el aire al estómago en vez del pecho. Saca tripa para llenarlo y luego mételo para llevar todo el aire a los pulmones. Repite el ejercicio tres veces y voilá, listo para trabajar.
  • Relaja todo tu cuerpo: Si, puedes relajar todas tus extremidades sin moverte de la silla. Comienza desde los dedos de los pies, tensando y relajando los músculos. Avanza progresivamente repitiendo la misma técnica para las piernas, tronco, brazos, cuello y la cara. ¡Y acuérdate de respirar!

Si los trucos no son suficientes para relajarte tal vez no se trate de un agobio momentáneo. Pregúntate si padeces de los síntomas del estrés e intenta aliviarlo en tu día a día apoyándote en apps para relajarte o practicando ejercicios de yoga; incluso puedes hacer yoga durante tu jornada laboral.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!