Empresa

Por qué el Black Friday, la Navidad o tu pyme peligran por el quiebre de Hanjin

El quiebre de la naviera Hanjin tiene repercusiones financieras sobre ámbitos comerciales tan sdiversos como el Black Friday, las Navidades y el éxito de tu propia empresa

El 31 de agosto se dio a conocer la noticia de la quiebra de la naviera surcoreana Hanjin, la séptima mayor del mundo, después de un lustro de pérdidas. Ahora, su desaparición ha sido categorizada por los estandartes de la industria como“una gran bomba nuclear que sacude la cadena de suministros”.

Los bancos acreedores de la surcoreana Hanjin se han negado a refinanciar la deduda de la naviera, por lo que a lo largo de este último mes alrededor de 80 barcos de la compañía han estado navegando sin rumbo ante la existencia de nadie que asuma los costes económicos de atracar en los diferentes puertos de destino. A pesar de que no haya tenido una repercusión mediática tan grande, muchos expertos y analistas comparan el fracaso de Hanjin con la caída de Lehman Bothers

Los mayores fracasos de la historia de la tecnología

Ante los retrasos en la entrega de las diversas mercancías que portaba la flota, un alto número de clientes han recurrido a sus seguros relativos al transporte marítimo para la cobertura de las incidencias, suceso que ha hecho sonar las alarmas en el sector financiero. 

La caída generalizada del consumo mundial ha tenido en los últimos tiempos un efecto negativo de enormes proporciones en el sector marítimo. Como consecuencia, muchos buques, otrora en activo y exitosos, se han quedado varado. La quiebra de Hanjin puede ser la pieza clave que desencadene un efecto dominó entre empresas, entidades bancarias y aseguradoras que llevan años acumulando impagos y deudas por los problemas económicos del sector.

Consecuencias negativas de la quiebra de Hanjin

Entre las consecuencias de la quiebra de Hanjin -que algunos califican como factor desencadenante de un desastre financiero a nivel mundial– podemos poner múltiples ejemplos. En Alemania, una caja ya ha tenido que ser rescatada a raíz de la quiebra de la naviera y el Banco Central Europeo ha instado a otras tres entidades financieras a poner en marcha un banco malo en el que aparcar estos activos tóxicos y huir de nuevos problemas de capital.

La quiebra de la compañía ha provocado una ruptura de dimensiones apocalípticas en la cadena de suministro, por la cual un elevado número de pedidos de compañías occidentales para satisfacer la demanda de consumo del Black Friday o de los regalos navideños están en peligro de no llegar para las fechas señaladas.

Además, enclaves importantes como el puerto de Algeciras han anunciado que permitirán a los barcos de Hanjin atracar, aunque por otra parte apuntaron a un descenso del 4% en el tráfico de sus instalaciones durante el mes de septiembre. 

Soluciones, ¿demasiado tardías?

La naviera surcoreana tiene de plazo hasta el 25 de noviembre para presentar un plan de reestructuración, pero para muchos puede no ser suficiente. Según facilitó la agencia EFE, el propio presidente de la naviera Cho Yang-ho ha aportado de sus activos personales 40.000 millones de wones -31,8 millones de euros- para solucionar el problema.

Por otra parte, Korean Air, la empresa matriz de la naviera inyectará 60.000 millones de wones -47,7 millones de euros- para solventar los problemas más inmediatos de Hanjin, en concepto de préstamo.

Muchas compañías no pueden esperar a que la naviera recupere liquidez, como Fujitsu. La empresa japonesa ha anunciado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectará a 380 trabajadores de los 500 empleados que trabajan en su planta de producción de Málaga. El motivo esgrimido por la compañía es la falta de suministros provocada por la caída de Hanjin.

Así pues, las consecuencias negativas de la ruptura en la cadena de suministro, desde despidos a retrasos en la mercancía o cierre de empresas pueden no tardar en llegar. Si tu pyme está esperando un cargamento de mercancía relacionado con esta compañía, es fundamental ir buscando otros caminos para cubrir las necesidades de tus clientes.

Vía | Asesores de pymes

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.