Empresa

Qué pueden hacer las empresas para actuar contra el cambio climático

Paliar el cambio climático creará 24 millones de empleos para 2030

El cambio climático ya está produciendo graves daños y desastres naturales, pero esto puede ir a peor si se supera en 1,5 grados la temperatura global. Por ello las empresas deben implementar planes de acción para paliar el calentamiento global.

El cambio climático es uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos actualmente. El informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) ya ha explicado los efectos que tendrá el aumento de la temperatura en 1,5 grados centígrados en la temperatura global.

Superar este umbral del aumento de 1,5 grados centígrados puede desencadenar graves desastres del calentamiento global y hacerse irreversibles, por tanto es necesario mantener una temperatura global que no supere este umbral.

Para ello es necesario reducir las emisiones en un 45% respecto a los niveles de 2010 para el año 2030 y cero emisiones en el año 2050.

Probablemente en los próximos años los gobiernos empezarán a imponer medidas para que las empresas cumplan con los requisitos para reducir las emisiones, así que lo mejor es que estas empresas empiecen a cambiar su forma de desarrollar productos y y brindar servicios.

Ya hay 150 empresas unidas en el proyecto RE 100, que está formado por algunas de las compañías más influyentes del mundo y que se comprometen a ser 100% renovables.

Así, además de ahorrarse grandes costes en energía, la acción contra el cambio climático se hace viable, por tanto te contamos qué puede hacer tu empresa para evitar el calentamiento global:

2030: la fecha límite para detener un cambio climático irreversible, según un informe

  1. Mide la huella de carbono: Lo primero de todo es saber cuántas emisiones de gases de efecto invernadero genera tu empresa cada año. A partir de ahí se podrán hacer consultorías a través de empresas externas para determinar cómo se podrían reducir esas emisiones.
  2. Desarrolla un plan de acción climática: Para poder llevar a cabo un plan y reducir la cantidad de carbono que emite tu empresa, necesitas tener claro en qué áreas clave se deben desarrollar estos cambios. Las más importantes son la cadena de suministro, es decir, en el suministro de materiales y de los proveedores del mismo; en la energía, la electricidad, la calefacción de la compañía y de sus instalaciones; el transporte, es decir, la logística y las rutas que realizan los productos, y por ejemplo utilizar transportes menos contaminantes como los barcos en vez de los aviones. También se pueden cambiar los vehículos de la empresa por vehículos eléctricos, o fomentar el transporte ecológico como las bicicletas y el transporte público.
  3. Establecer objetivos de reducción de emisiones: Establecer los precios de los planes de acción, y conocer el coste que tendrá para la empresa es primordial para llevar a cabo el plan de acción climática.
  4. Supervisar el progreso: Es necesario evaluar la mejoría en la reducción de emisiones, y contratar una consultoría de terceros puede ser indispensable para no perder la responsabilidad y medir la huella de carbono. Así se pueden obtener datos para saber dónde se podría mejorar el plan de acción.
  5. Apoyar políticas con conciencia climática: Así es, apoyar las políticas que implementen las acciones contra el cambio climático es muy importante. Los reembolsos para vehículos eléctricos, los incentivos para las energías renovables, reducen el coste de los negocios a largo plazo.

Así, las empresas pueden sumarse de manera sencilla a la acción contra el cambio climático, y evitar con ello el calentamiento global junto con sus graves consecuencias al menos en gran medida.

Vía | Forbes

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández