Empresa

Qué nos enseña Apple para innovar en tecnología

Escrito por Lara Olmo

La industria tecnológica es disruptiva porque está en constante transformación, pero si hay alguien que ha innovado especialmente es Apple. ¿Cuál es su secreto?

Disruptivo: dícese del elemento que provoca rotura o interrupción brusca. Es una cualidad que, sobre todo en el ámbito empresarial, se suele confundir con otra: la de “innovador/a”. Aunque tienen relación, no significan lo mismo: un modelo de negocio disruptivo siempre será innovador, pero no a la inversa.

Por ejemplo, los coches eléctricos son una innovación, porque aportan algo novedoso a una forma de desplazarlos que ya existía, en vehículos con combustible. Pero la disrupción tiene que provocar la desaparición de lo que había anteriormente, porque resulta precario e inferior en características y prestaciones.

Alguien que sabe mucho de disrupción son las startups, porque rompen con las formas tradicionales de consumir y hacer las cosas. Sin embargo, no todas las empresas disruptivas son de nueva creación: Apple lleva años creando categorías de producto o reinventando las que ya existían, dejando obsoletas muchas tecnologías.

Ahora que se cumple el décimo aniversario del iPhone, parece evidente señalar que este producto fue disruptvio, porque marcó un antes y un después en el mundo de la tecnología móvil. Lo más parecido entonces que había en el mercado era la Blackberry, pero el smartphone de Apple le daba mil vueltas en la mayoría de las especificaciones.

Su éxito obligó a a las webs a adaptarse a los móviles, algo que hace un década era impecable para la mayoría de empresas, sobre todo las pequeñas.

Muchos hablan hoy de la Cuarta Revolución Industrial, y en gran medida podemos decir que tuvo sus inicios con el iPhone (aunque entonces nadie, ni si quiera Steve Jobs, los sabía).

Pero la telefonía móvil no es lo único en lo que Apple ha innovado. Con el iPod reinventó el mercado de los reproductores personales de audio y abrió las puertas para los dispositivos que vendrían después, como el propio iPhone o el iPad. Con iTunes cambió la manera en que los consumidos adquirían música.

Apple cruzará la barrera del billón de dólares en ingresos en 2017

Si por algo se caracterizan los de Cupertino es por crear nuevos productos que hasta entonces los usuarios no se habían planteado necesitar. Con el iPhone llegaron las apps móviles tal y como las conocemos hoy, pero entonces sólo podían disfrutarse las que traía de serie. Un año más tarde, en 2008, Apple lanzaba la App Store, el primer servicio de distribución de y compra de aplicaciones.

El secreto de Apple para impulsar la innovación no es otro que tratar de hacer siempre las cosas un poco mejor. Los líderes son aquellos que, aun teniendo éxito, siguen investigando para ver qué pueden ofrecer en el futuro. Y esto aplica a todos las industrias, no sólo a la tecnológica. IKEA es un buen ejemplo de escucha continua a los consumidores y de perfilar constantemente las manera en que hace las cosas para mejorar. Una política que les ha llevado a cambiar la manera en que compramos muebles.

Vía | Fortune

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.