Empresa

¿Qué es un banco de horas y cómo puede ser útil para tu empresa?

Te explicamos qué es un banco de horas y su función para tu empresa

El ajetreado ritmo de vida contemporáneo, la búsqueda de la igualdad en el mercado de empleo y la duración de las jornadas de trabajo demandan la existencia de más mecanismos en las empresas y organizaciones para promover la conciliación laboral y familiar. Uno de ellos es el banco de horas.

Los bancos de horas pueden constituir una excelente alternativa para aquellas empresas que quieran facilitar la conciliación a su plantilla. ¿En qué consiste esta medida? En que cada una de las personas que forme parte de la compañía tenga a la semana, al mes o al año, un número determinado de horas que pueda invertir para ocuparse de su vida familiar o personal. También se conocen, como apuntaban hace un tiempo desde Ranstad, como bancos de tiempo corporativos.

Trabajar en el paraíso: estos son los beneficios laborales más generosos del mundo

Aunque lleva años instaurado como práctica en muchas compañías de manera menos formal, especialmente en aquellas con buena relación entre directiva y empleados, el pasado mes de octubre de 2016 se proponía en el Congreso la creación de los mencionados “bancos de tiempo” donde poder acumular horas de trabajo que puedan usarse para reducir la jornada laboral con posterioridad, así como adelantar el horario de entrada antes de las 8 de la mañana, según se hacían eco desde La Vanguardia. Habrá que ver si se le da formato de ley a través de una regulación definitiva.

Ventajas de contar con un banco de horas corporativo

En lugar del dinero, como en un banco tradicional, la moneda de cambio de este recurso el tiempo, un activo intangible muy valorado por los profesionales. Los bancos de horas son positivos para la mejora de la productividad, la mejor gestión y optimización del tiempo, los niveles de motivación de los empleados o una mejor cultura corporativa y unas relaciones interpersonales más estrechas en la plantilla.

Existen varias maneras de ponerlo en práctica. Su origen parte de un sistema de intercambio de servicios basado en los principios de la solidaridad y el voluntariado. De acuerdo con la definición que hace del propio sistema el Banco del Tiempo de Barcelona, se trata de “un servicio autogestionado y colectivo, que conlleva, no obstante, una cierta complejidad organizativa”. De esta manera, las personas se ofrecen servicios entre sí según su disponibilidad y capacidades, mejorando también la proximidad y la confianza y obteniendo a cambio tiempo de calidad.

La conciliación y el equilibrio entre la vida laboral y la personal es uno de los aspectos en los que más reparan las personas a la hora de buscar empleo o de cambiar de trabajo, aunque todavía queda mucho por hacer para desarrollar mecanismos más potentes e incentivar la flexibilidad, de la que menos de una quinta parte de los españoles se aprovecha en la actualidad. En materia de igualdad, también falta un gran trecho por recorrer, ya que solo un 8% de las empresas obligadas por ley a contar con plan de igualdad lo tiene.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.