Empresa

Qué es más importante, ¿la inteligencia emocional o la capacidad cognitiva?

inteligencia emocional

Se abre el debate entre dos expertos: ¿que habilidad es más importante en un trabajador, una alta capacidad cognitiva o una elevada inteligencia emocional?

Las empresas cada vez demandan más habilidades en sus trabajadores; los conocimientos teóricos, denominados los ‘hard skills’ en el mundo anglosajón, han ido perdiendo importancia a costa de las ‘soft skills‘.

En el mundo laboral ha ido cobrando cada vez más importancia la inteligencia emocional de los individuos. El hecho de saber entender y tratar al resto se ha convertido en un requisito imprescindible, al margen del resto de las habilidades del trabajador.

Eso si, pese al auge de la inteligencia emocional, no todos creen que sea tan determinante a la hora de evaluar el desempeño de la labor de un empleado. Sin ir más allá, Adam Grant, autor y profesor en Wharton, cree que la inteligencia emocional está sobrevalorada defendiendo que tiene mucha más importancia la capacidad cognitiva del individuo.

¿Gana la capacidad cognitiva frente a la inteligencia emocional?

Para demostrar su teoría, Grant llevó a cabo un estudio en el que se evaluaron por un lado las capacidades cognitivas de los trabajadores, y por otro su inteligencia emocional. Los siguientes meses analizaron el desempeño de los trabajadores, y demostró que aquellos con mayor nivel cognitivo operaban mejor, y que la inteligencia emocional no marcaba ningún tipo de diferencia.

En un análisis posterior Grant volvió a confirmar su teoría: un 14% del progreso de los trabajadores era a causa de su capacidad cognitiva, mientras que la inteligencia emocional solo se atribuía un 1%.

Grant no niega que la inteligencia emocional no sea beneficioso en un trabajo que conlleve mucha interacción humana, pero cuando se trata de desempeño, la capacidad cognitiva gana.

La otra cara de la moneda

Daniel Goleman es el autor del bestseller ‘Emotional Intelligence’ publicado en 1995 y seguido por otros libros exitosos que trataban la materia. El mismo refutó las teorías de Grant, con sólidos argumentos.

Aunque tengas una idea brillante “nadie te prestará atención si no puedes comunicar, persuadir y emocionar a las personas – explicó Goleman – Y para eso se necesita inteligencia emocional“.

Claves para mejorar tu inteligencia emocional en el trabajo

Puede que una alta capacidad cognitiva sea la base necesaria para conseguir un empleo y desempeñar tu labor, pero a la hora de progresar y avanzar dentro del mundo profesional, la inteligencia emocional es imprescindible. Es determinante a la hora de liderar a equipos y de ascender dentro de una empresa, algo que no se consigue solo con habilidades cognitivas.

Parece que se trata de encontrar a armonía entre ambos atributos:  un trabajador sin capacidad cognitiva no podrá desempeñar efectivamente su labor, pero si carece de inteligencia emocional la probabilidad de que llegue lejos será mucho menor.

Vía | Inc.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!