Empresa

Qué es el pensamiento crítico y por qué es fundamental para el negocio

5 efectos que provoca navegar por Internet en tu cerebro

Es uno de los términos de moda en el panorama internacional y una de las habilidades más demandadas por las empresas pero, ¿qué es exactamente el pensamiento crítico?

Es uno de los mantras corporativos de nuestros tiempos y una de las obsesiones de los sistemas educativos occidentales. Hablamos del pensamiento crítico, un concepto abstracto que hace referencia a la habilidad y actitud de analizar, argumentar y aplicar la lógica sobre los conocimientos y procesos vitales,en contraposición con el procesamiento más mecánico o el aprendizaje de memoria en el que no se somete a discusión el concepto adquirido.

Se trata, por ende, de un tipo de pensamiento reflexivo, que se centra no en asimilar muchos conceptos teóricos y prácticos sino en razonar -en base a un análisis previo de los hechos- cuál puede ser la mejor decisión en cada caso. Mediante el espíritu crítico se busca que los sujetos sean capaces de generar y organizar sus propias ideas, defender su opinión mediante comparaciones y conclusiones originales y que han sido obtenidas tras relacionar distintos elementos entre sí.

Las 100 empresas donde hacen las entrevistas de trabajo más fáciles

Por supuesto, el pensamiento crítico no es nada nuevo y prácticamente es una de las cualidades que han coexistido con el hombre desde que comenzó a cambiar su forma animal por un razonamiento más avanzado. Sin embargo, y pese a ser una habilidad propia del ser humano, lo cierto es que su explotación a nivel empresarial no se ha hecho patente hasta la última década. Y es que, anteriormente, la mayoría de los empleos eran en el mundo agrícola o en cadenas industriales, en las que la principal virtud es ser capaz de realizar procesos repetitivos a la mayor velocidad posible, sin ningún tipo de requerimiento crítico para ello.

Pero, conforme avanza la economía digital y la automatización de dichos puestos de trabajo, a los humanos se nos exige cada vez más esa lógica disruptiva y la originalidad que nos define como especie y marca la diferencia en la arena corporativa. Un estudio realizado hace una década por varios lobbies empresariales de Estados Unidos, recogido de hecho por el Foro Económico Mundial, ya posicionaba el pensamiento crítico como la habilidad profesional más deseable en los nuevos trabajadores (92,1%), al mismo tiempo que los directivos consideraban deficiente la formación universitaria para explotar esta cualidad (69,6%).

¿Por qué es necesario en la empresa?

Como decíamos, la evolución del arte empresarial ha hecho que la simple fuerza de trabajo sea, hoy por hoy, inservible ante la necesidad de profesionales capaces de entender el qué, cómo y por qué suceden determinados eventos en su mercado y cómo pueden obtener una ventaja competitiva en los mismos. Igualmente, el pensamiento crítico es fundamental para obtener diferentes puntos de vista sobre una misma problemática, habilidad esencial conforme estos problemas se vuelven más y más complejos, sus soluciones más difíciles de encontrar y las posibilidades infinitas al unir este pensamiento crítico a otras tendencias en alza como la cocreación, la innovación abierta o los equipos multidisciplinares de trabajo.

Un empleado con una gran capacidad de pensamiento crítico también es capaz de ver el potencial de las situaciones que afecten al negocio de manera más rápida que un trabajador convencional, gracias principalmente a las habilidades deductivas que les permiten ver oportunidades donde otros solo ven obstáculos.

¿Puede medirse el pensamiento crítico?

Aunque el pensamiento crítico es, por definición, una cualidad subjetiva cuya existencia solo puede inferirse a través de las conductas, opiniones y conclusiones a las que llega cada persona, la ciencia no ha aceptado esta limitación humana y ha hecho un sinfín de esfuerzos por medir y cuantificar el pensamiento crítico.

Surgen así distintos tests, cuya validez está más o menos en entredicho, como el California Critical Thinking Skills Test, el más utilizado en todo el mundo, por encima de otras alternativas metodológicamente inferiores como el Watson-Glaser Critical Thinking Appraisal o las pruebas de Pensamiento Crítico de Cornell.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.