Empresa

Qué decir cuando tienes 3 minutos para causar buena impresión

como-causar-buena-impresion
Escrito por Ana Muñoz

Estás en el ascensor y, casualmente, te encuentras al CEO de tu empresa. ¿Qué debes decir cuando tienes sólo 3 minutos para causar buena impresión?

Son pocas las oportunidades que tenemos para causar buena impresión. De hecho, es muy probable que hayamos desaprovechado muchas de ellas por no decir las palabras adecuadas en el momento justo.

Y es que, ¿cuántas veces hemos coincidido con alguien importante en un ascensor y nos hemos puesto a hablar del tiempo? Muchas.

Por eso, Michelle Prince, Responsable de Aprendizaje y Desarrollo de Randstad, ha desvelado algunos consejos para causar una buena impresión en apenas 3 minutos.

“Hay que tener en cuenta que no importa cuántas veces te encuentres a tu jefe en el pasillo o en la máquina de café a lo largo de la semana, siempre es un buen momento para impresionarle. Si es la primera vez que tratas con él lo mejor es hablarle de asuntos triviales como los niños, el tráfico, mascotas, etc”, explica.

Así, poco a poco iréis construyendo una relación más personal y podrás hablarle de otros temas, ya que conocer esa faceta de su vida te dará lugar a hablarle de otras cosas.

Sin embargo, si sólo tienes un par de minutos para impresionarle puedes expresar curiosidad por algunos temas concretos o reconocer el éxito de un proyecto. Por ejemplo, puedes preguntarle por alguna reunión importante que hayáis tenido o por el último fichaje de la empresa.

9 hábitos con los que causas mala impresión

Además, Prince advierte que hay una serie de temas prohibidos en este tipo de situaciones: religión, política y dinero. “Otro punto que nunca deberías tocar es hablar mal de un compañero o de cotilleos internos de tu compañía”, destaca.

Asimismo, lo que sí deberías hacer, si la conversación lo sugiere, es preguntarle si le importaría que le mandaras un correo con tu última idea o que si le parecería bien tener una reunión para hablar sobre el tema.

“Es importante que los empleados tomen la iniciativa en algún momento”, explica.

Y es que, según la experta, no debemos dejar pasar ninguna oportunidad para causar una buena impresión, aunque sea una simple conversación de tres minutos en un ascensor.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.