Empresa

Qualcomm se hace con NXP en la mayor compra histórica en la industria de los chips

qualcomm

Qualcomm se introduce de lleno en la industria de procesadores para coches conectados e Internet de las Cosas con la compra, por 47.000 millones de dólares, de la europea NXP.

47.000 millones de dólares -que se dicen pronto- es lo que va a desembolsar Qualcomm por NXP. De este modo, el popular fabricante de semiconductores y procesadores para smartphones se hace con uno de sus principales competidores y homólogos en el incipiente mercado de los coches conectados.

Se trata de la mayor operación jamás cerrada en la industria de los chips, materializada en un pago en efectivo (sufragado con el enorme flujo de caja de Qualcomm) y el cargo de la deuda que mantiene NXP en la actualidad. Aunque el montante total pueda parecer sobredimensionado, la adquisición es realmente estratégica para el futuro de Qualcomm. No en vano, esta empresa basa casi la totalidad de su negocio en smartphones y tablets, ámbitos donde es líder indiscutible, pero está sufriendo mucho para conseguir una posición destacada en otros segmentos, como la mencionada automoción o el Internet de las Cosas.

Y, precisamente en esos terrenos, NXP goza de una holgada base de clientes. Esta empresa, con sede en los Países Bajos, es líder indiscutible en la industria de los coches conectados, especialmente tras la compra de la estadounidense Freescale Semiconductor por otros 12.000 millones de dólares en diciembre del pasado año.

No en vano, la operación es la perfecta representación de la complementariedad, sin apenas solapamientos de negocios (de hecho, la firma espera ahorrar unos 500 millones de dólares en ahorros en los dos años que sigan a la compra) y, además, sumando una cifra de ingresos extraordinaria: la nueva Qualcomm facturará más de 30.000 millones anuales, según estima Reuters.

Goldman Sachs y JP Morgan han comprometido la financiación para el acuerdo, que se espera que se cierre a finales de 2017, siempre y cuando no haya inconvenientes durante las pertinentes aprobaciones regulatorias.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.