Empresa

Qualcomm pierde su batalla de patentes contra Blackberry: 815 millones de multa

Blackberry pagó de más por los derechos de varias patentes a Qualcomm entre 2010 y 2015, cantidad que le será devuelta tras el fallo de un tribunal de arbitraje.

Las guerras de patentes hace tiempo que dejaron de ser noticia en el sector tecnológico, quizás ya sea algo tan recurrente como la vida misma. Los sucesivos enfrentamientos cruzados, casi en una batalla total, entre Google, Samsung, Apple, Oracle o Microsoft han ido dejando paso a luchas más específicas entre actores que habían pasado con pies puntillas por la primera fase de bombardeos, como la protagonizada por Qualcomm y Blackberry.

Una guerra muy particular, ya que el ganador de la batalla es la parte que ha usado las patentes y la que debe pagar es la propietaria de las mismas. En ese sentido, ambas compañías se encontraban en un proceso de arbitraje ya que la canadiense entendía que había pagado en exceso por los derechos de patente de las tecnologías registradas por Qualcomm. Finalmente, Blackberry ha recibido la buena nueva de que unos 814,9 millones de dólares le serán devueltos en los próximos días. 

Cómo proteger nuestra propiedad industrial en España

El caso es que Blackberry ha estado pagando por el uso de tecnologías de Qualcomm en sus dispositivos móviles una cantidad fija por cada unidad vendida entre 2010 y 2015. Sin embargo, estos pagos han sido excesivos al entender que las previsiones establecidas por Qualcomm en estos pagos excedieron con creces las ventas reales producidas y, por ende, de la cantidad a abonar por estas regalías.

El fallo, decidido mediante arbitraje en lugar de un tradicional juicio, es vinculante e inapelable, con lo que Qualcomm no tendrá más remedio que acatar esta decisión y Blackberry se ahorra más telenovela legal sobre este desgraciado asunto.

Recordemos que, según la mayoría de analistas (y aun desconociendo las cifras concretas), Qualcomm genera actualmente más ingresos por parte de las licencias de patentes que por la venta real de sus chips. Entre estas licencias se incluyen estándares básicos sobre varias tecnologías de radio, lo cual ha convertido a esta firma en objeto de numerosas investigaciones regulatorias y de demandas protagonizadas por sus rivales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.