Empresa

Qualcomm, acusada por prácticas monopolísticas con sus patentes en Estados Unidos

Precios disparatados a sus rivales por las licencias de los chips de comunicaciones de banda base. Esa es la técnica empleada supuestamente por Qualcomm para deshacerse de sus competidores en el mundo móvil.

En el sector tecnológico estamos acostumbrados a dos tipos de disputas judiciales por excelencia: por un lado, conflictos por usos de patentes sin autorización de su propietario; por otro, prácticas contrarias a la competencia como fijar los precios de determinados productos para encarecer su valor de cara al consumidor final. Hoy hablaremos de un caso en que ambos mundos se fusionan en una acusación formal como la que la US Federal Trade Commission (el organismo regulador de la competencia en EEUU) acaba de realizar contra Qualcomm.

Y es que, esta agencia federal considera que el popular fabricante de chips habría violado la FTC Act, el documento por el que se rigen las buenas prácticas en competencia en aquel país. Al parecer, Qualcomm habría impuesto tales condiciones al licenciamiento de sus patentes a terceros que, en la práctica, estaba expulsando a cualquier rival del mercado de los semiconductores móviles.

Competencia desleal, asegura este organismo, que viene cuando esta misma empresa se niega a licenciar determinadas patentes de comunicaciones móviles (banda base) a sus principales competidores en condiciones “justas, razonables y no discriminatorias”, como dicta la regulación. Así pues, Qualcomm estaría ofreciendo sus propios chips a un precio mucho menor al de sus rivales, al exigirles a los demás proveedores unos pagos por propiedad intelectual completamente disparatados

Para la FTC, esta práctica supone “utilizar su poder de monopolio para obtener beneficios muy elevados sobre los chips de banda base de sus rivales”, ya que Qualcomm estaría recaudando en la práctica un “impuesto sobre todos los fabricantes de telefonía móvil cuando usan procesadores de otras marcas. Eso debilita a los competidores de Qualcomm, reduciendo la demanda de sus productos”.

Además, el organismo regulador asegura que ciertos acuerdos con fabricantes como Apple también serían contrarios al libre mercado. En concreto, la FTC se refiere al contrato que la empresa de Tim Cook firmó con Qualcomm para que esta segunda fuera la suministradora en exclusiva de sus chips de banda base entre 2011 y 2016. Una decisión motivada, en teoría, con el fin de evitar la ‘generosa’ recaudación de Qualcomm fruto de las prácticas antes mencionadas.

Recordemos que no es la primera denuncia ni sanción que recibe Qualcomm por su particular forma de entender la libre competencia. Recientemente, Corea del Sur multó con 1,03 billones de wones (828 millones de euros al cambio actual) a Qualcomm por haber abusado de su posición dominante en el mercado de los semiconductores.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • PacoXXI

    Salvo regulación específica, que se haga cumplir vía la vigilancia adecuada, acompañado de sanciones verdaderamente disuasorias, las leyes de mercado prevalecerán siempre, por sucio que resulte.
    Siempre ha sido así y lo es y será cada vez más.