Empresa

Qualcomm acusa a Apple de robar secretos comerciales para Intel

Qualcomm acusa a Apple de robar secretos comerciales para Intel

Guerra de procesadores: Qualcomm acusa a Apple de robar secretos comerciales para entregar dicha información a su competidor Intel para mejorar sus chips, tal y como figura en una demanda legal presentada por la firma estadounidense.

Qualcomm ha puesto a Apple en el punto de mira: según informan medios como el diario The New York Times, los de Cupertino habrían robado secretos comerciales a la tecnológica con el objetivo de dárselos a su competidor Intel, durante décadas compañía líder de la industria de chips. La compañía tecnológica de procesadores ya ha interpuesto una demanda legal a Apple. 

Desde la agencia Reuters han podido acceder al documento, en el cual la compañía de semiconductores afirma que Apple ha llevado a cabo una “campaña plurianual” para mejorar los chips de “baja calidad” de los competidores de Qualcomm, incluyendo los de Intel, principal competidor de este última. Según Qualcomm, el propósito de los fabricantes del iPhone habría sido desviar el negocio de su compañía hacia Intel. 

Trump insiste a Apple en que traslade sus fábricas a EE.UU

Hace unos meses, concretamente en noviembre de 2017, Qualcomm puso una demanda contra Apple alegando que los de Cupertino rompieron un contrato al compartir “detalles confidenciales” sobre sus chips, alegando que Apple aprovechó su conocimiento del código de su compañía para ayudar a Intel. Según ellos, desde la compañía de la manzana los habrían presionado para tener una posición privilegiada y acceder por completo al software y firmware de sus módems. Apple no habría separado a los ingenieros de ambas compañías y por tanto, los de Intel habrían podido acceder a datos valiosos, como las herramientas confidenciales de software.

Por su parte, Apple aseguró por aquel entonces que preguntaron a Qualcomm qué información había compartido y que el fabricante de semiconducotres se negó a responder. El culebrón entre ambas compañías extiende sus tentáculos más tiempo atrás: el pasado invierno Apple solicitó a un tribunal federal de EEUU que considerase inválidos todos los acuerdos de licenciamiento que unían a las dos entidades y que obligaban a los de Silicon Valley a abonar una cantidad fija a Qualcomm por cada iPhone fabricado en concepto de patente.

Cabe recodar que a comienzos de este 2018, la Comisión Europea le impuso una multa cercana a los 1.000 millones de euros a Qualcomm por abuso de posición dominante en el mercado de chips para dispositivos 4G (LTE) al exigir exclusividad a Apple. El fabricante prohibió a los de Tim Cook comprar chips de sus rivales en un período de cinco años, incurriendo por tanto en una práctica anticompetitiva.

Fuente | New York Times

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.