Empresa

Psicólogos explican las 12 fases del burnout, ¡frénalo a tiempo!

agotamiento laboral

El síndrome del burnout afecta a muchos trabajadores, pero no siempre en la misma medida. Descubre las 12 fases del agotamiento laboral revelados por psicólogos, y frénalo antes de que sea demasiado grave.

El trabajo es importante, pero antes de nada va nuestra salud. Si renunciamos a nuestro descanso nos exponemos al riesgo de padecer del síndrome del burnout, también conocido como agotamiento laboral.

Eso si, el síndrome del burnout no nos afecta de la noche a la mañana. Sus síntomas comienzan a manifestarse poco a poco, por lo que es importante saber identificarlos y frenarlo a tiempo.

Psicólogos explican que existen hasta 12 fases del síndrome del burnout, y a medida que avanza las soluciones para eliminarlo serán más extremas. En algunas ocasiones tomarse un par de días libres será suficiente, pero en otros casos podemos estar hablando de incluso 6 meses de descanso y desconexión. En vez de llegar a este último caso debemos aprender a prestar atención a las señales que nos manda nuestro cuerpo , ya que la mayoría probablemente no querrán pasarse medio año fuera de la oficina, ni dañar su salud de tal manera.

  1. Te intentas demostrar tu valor de manera obsesiva: Si has comenzado a obsesionarte con demostrarte a ti mismo tu valía, es el momento de frenar y relativizar. No te machaques, estás haciéndolo lo mejor posible, relájate y no te exijas más de lo que realmente puedes hacer actualmente.
  2. Trabajas más de la cuenta: Si eres incapaz de desconectar del trabajo y te pasas tu tiempo libre o bien en la oficina o pendiente del correo estás en la segunda fase del burnout laboral. Aprovecha tus vacaciones para desconectar; en los fines de semana y ratos libres intenta rodearte de gente a la que valores y olvídate un rato de los problemas de la empresa. También es aconsejable empezar a hacer yoga o meditación.
  3. Renuncias a tus necesidades básicas: Si has empezado a dormir pocas horas, a comer mal delante del ordenador y casi no tienes vida social, es hora de cambiar tus hábitos. Procura dormir bien y cuidar tu alimentación. Descansa con frecuencia y organiza tu tiempo para encontrar un balance entre ocio y trabajo.
  4. Apartas tus problemas: Intentas ignorar tus problemas, provocándote una sensación de ansiedad y leve pánico constantemente. Prueba alguna app para relajarte y aliviar la ansiedad. Apunta tus problemas en un papel y haz una lista de tareas para solventarlos poco a poco y evitar la sensación de agobio. No dudes en apoyarte en quienes te rodean y puedan ayudarte.
  5. Adiós valores: Te das cuenta de que has renunciado a tus valores, y además has empezado a dejar a un lado a tus seres queridos. Ya no practicas tus hobbies, ya que tu trabajo es lo único que te importa. Si te encuentras en esta fase debes mentalizarte cuanto antes de que el trabajo no es tu vida, sino una parte de la misma. La diversión y el tiempo con amigos y familiares mejorará tu estado de ánimo, ayudándote a rendir mejor al día siguiente. La clave está en organizarte: aprende estos trucos para usar google calendar y verás como hay tiempo para todo. Decide que porcentaje de tu tiempo dedicarás a trabajo y a ocio. Explícales a tus amigos lo que te está ocurriendo, para que puedan entenderte y apoyarte.
  6. Mal humor: Todos los problemas comienzan a ser culpa del resto. Empiezas a ser intolerante, tus compañeros te irritan y estás ,as agresivo.
  7. Retirada: Tu vida social prácticamente la no existe. Empiezas a intentar aliviar el estrés con malos hábitos, como las drogas o el alcohol. En este punto es aconsejable que pidas ayuda a un profesional, ya estás a medio camino de sufrir burnout absoluto y empieza a afectar gravemente a tu salud. Prueba a romper tus malos hábitos con estas técnicas.
  8. Cambios de comportamiento: Te comportas de manera inusual, y los que te rodean expresan su preocupación por ti.
  9. Despersonalización: Todo empieza a carecer de importancia; ya no te valoras a ti mismo ni al resto, y no detectas cuales son tus necesidades.
  10. Vacío existencial: Te sientes incompleto y tus adicciones comienzan a ir en aumento.
  11. Depresión: Te sientes perdido e inseguro, y constantemente agotado. No ves luz al final del camino.
  12. Síndrome del Burnout: Tu mente colapsa. En este punto necesitarás atención médica completa.

7 claves para la gestión de la salud mental en la empresa

El truco está en saber reaccionar ante las primeras fases para evitar llegar a extremos que repercutan gravemente en tu salud y vida personal y profesional. Eso si, lo mejor que puedes hacer es impedir el agotamiento laboral por completo. Prueba a adoptar algunos de nuestros hábitos para evitar el burnout laboral: mejor prevenir que curar.

Vía | Inc.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!