Los proveedores de lujo podrán vetar la venta de sus artículos en Amazon o eBay

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

El caso originario de esta confrontación parte de las exigencias impuestas por Coty Germany, uno de los proveedores de cosméticos de lujo más importantes en Alemania, a los minoristas que distribuyen sus artículos. La compañía inició un litigio contra Parfümerie Akzente, uno de sus distribuidores autorizados, con el fin de impedir su comercialización mediante amazon.de, la web alemana de Amazon.

Para preservar su imagen de lujo, Coty Germany se sirve de un sistema de distribución selectiva, mediante distribuidores autorizados, que pueden vender online pero que tienen expresamente prohibido hacerlo en plataformas de terceros que operen de forma evidente frente a los consumidores.

Bruselas podría tumbar la compra en un clic de Amazon (tal y como la conocemos)

A raíz del caso, el Tribunal Superior Regional Civil y Penal de Fráncfort del Meno, Alemania, preguntó al TJUE si la cláusula dispuesta por Coty Germany respeta el derecho comunitario. La sentencia emitida por la justicia europea avala la prohibición de los proveedores de productos de lujo en torno a la venta de sus productos en plataformas de terceros como Amazon o eBay por parte de distribuidores utilizados, argumentando que resulta “adecuada” y “no va en principio más allá de lo necesario para preservar la imagen de lujo de los productos”.

De este modo el TJUE, con sede en Luxemburgo, apunta que un sistema de distribución selectiva de productos de lujo dirigido a preservar la imagen de lujo de dichos artículos “no incumple la prohibición de prácticas colusorias” recogida en la legislación comunitaria siempre que los requisitos establecidos se cumplan. Además, subrayan que la calidad no procede únicamente de sus características materiales sino del aura y la imagen de prestigio labrada por la marca. 

Concretamente, la selección de los distribuidores debe basarse en criterios objetivos de carácter cualitativo, establecidos de modo uniforme respecto a todos los revendedores potenciales y aplicados de forma no discriminatoria.

Fuente | Forbes