Empresa

La lenta y progresiva agonía de los billetes de 500 euros

Te explicamos las claves de la paulatina desaparición de los billetes de 500 euros

En los últimos días hemos asistido a un fervoroso debate sobre el futuro del dinero en efectivo en Europa. Por lo pronto, los billetes de 500 tienen los días contados, aunque desde el Eurobanco ya informan de que su desaparición será paulatina y lenta.

Mario Draghi, el jefe del BCE, ha anunciado el objetivo de ir reduciendo progresivamente el peso del billete de 500 euros pese a la negativa de Alemania, un país que registra una cantidad mucho menor de pagos electrónicos que el resto de la Eurozona. En el país germánico, también en el austriaco, temían que la eliminación del más grande de los elementos de dinero en efectivo supusiese la abolición del dinero en formato físico.

La decisión de no fabricar más billetes de 500 obedece a la fragilidad y delincuencia que lo rodean. Con esta medida, el BCE intenta mermar a los grupos criminales —terroristas o traficantes de drogas- que se sirven de este medio de pago valioso tan sencillo de transportar. A pesar de que los billetes de 500 representan solo el 2,3% de todos los que circulan en la Eurozona, su valor representa al 30% del total.

Las redes sociales son el futuro del comercio electrónico

Otros de los factores más destacables de su desaparición son el uso muy poco habitual -un 56% de los ciudadanos europeos nunca ha visto estos billetes, según un estudio del BCE de 2011-, un mayor y creciente protagonismo de los medios de pagos electrónicos y un escaso interés de los empresarios para utilizarlos en sus transacciones económicas.

En cada país de la Zona Euro, la decisión gradual del BCE de dejar de fabricar los billetes de 500 a finales del año 2018 ha cosechados diferentes reacciones, ya que los países vivieron de forma muy diferente la implantación del euro, y también de este tipo de billete, se ha vivido de forma distinta. En España, nuestra denominación más valiosa era de 10.000 pesetas (unos 60 euros). En Francia era de 500 francos (76 euros).

Sin embargo, en Alemania ya contaban anteriormente con el billete de 1.000 marcos, equivalente a 500 euros. Otros cinco países (Austria, Bélgica, Italia, Luxemburgo y Holanda) también tenían billetes nacionales con un valores entre 200 y 500 euros. La desaparición de este billete se vive en Alemania y sus países próximos, como un paso más en el proceso de mediterraneización del BCE. 

Claves sobre la muerte lenta de los billetes de 500

Te contamos los cuandos,cómos y porqués de la desaparición de los billetes internacionales de más valor en la Eurozona:

  1. El BCE ha confirmado que dejará de imprimir los susodichos billetes. En la próxima serie Euro 2, que será fabricada a partir de 2018, ya no estarán los de 500, pero eso sí, los que ya están en circulación conservarán su valor de forma indefinida.
  2. Los billetes de 500 que sigan circulando podrán ser canjeados en el banco siempre, de manera ilimitada según el comunicado del organismo europeo. La agonía de estos será lenta y paulatina, ya que dependerá de que se rompan progresivamente con su uso, o que los ciudadanos decidan canjearlos.
  3. En algunos países como Reino unido, los bancos y las casas de cambio tienen prohibido desde 2010 aceptar este tipo de billetes para reducir los fraudes fiscales y los problemas criminales.
  4. El Eurosistema, que comprende el BCE y los bancos centrales nacionales de la zona del euro, asegura que habrá cantidad suficiente del resto de denominaciones monetarias, adoptando medidas para asegurar la disponibilidad de las mismas.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.