Empresa

El problema de los falsos autónomos

Problema falsos autonomos
Escrito por Óscar Condés

Con la crisis, la figura del falso autónomo ha cobrado actualidad convirtiéndose en una práctica recurrente con importantes consecuencias para el trabajador.

Esta figura lleva mucho tiempo siendo polémica, pero ha cobrado muchas más importancia en los últimos años de dificultades económicas, en las que muchas empresas han recurrido a la figura del falso autónomo para ahorrar costes.

El falso autónomo es aquel individuo que acepta un trabajo entre cuyas condiciones está la de que debe darse de alta en el régimen de autónomos. Es un trabajador más de la plantilla pero en vez de tener un contrato laboral, tiene uno mercantil (incluso a veces no existe ningún documento que acredite la relación), y por tanto tiene unos derechos mucho menores que los de los trabajadores “normales”, lo cual supone una enorme desventaja para ellos.

Desventajas de ser falso autónomo

  • No tiene nómina. Por tanto debe emitir una factura por sus servicios. Esto significa que debe de darse de alta en Hacienda, comunicar qué tipo de actividad va a desarrollar y afrontar una serie de obligaciones fiscales trimestralmente (declaraciones de IVA y/o IPRF).
    Por otro lado, también implica que debe darse de alta en la Seguridad Social como autónomo y costearse íntegramente y de su propio bolsillo la cuota de autónomos (lo que hoy por hoy, en su base mínima y sin bonificaciones supone 264 euros).
    Además, normalmente la factura debe incluir una retención de IRPF, lo que nuevamente merma la liquidez del autónomo. Si la actividad estuviera sujeta a IVA, éste se debe añadir a la factura emitida, con lo que cae a cuenta del autónomo, aunque sí debe tener cuidado de no contar con ese dinero que tendrá que reembolsar trimestralmente a Hacienda).
  • No tiene vacaciones retribuidas ni derecho a indemnización. Salvo que se pactara de algún modo en un contrato mercantil, el falso autónomo tampoco tiene derecho a vacaciones pagadas ni indemnización por despido, algo que sí disfrutan los trabajadores en nómina según la legislación laboral. Luego si está de baja, no factura, por lo que no cobra.
  • No tiene derecho a paro. Existe la figura del cese de actividad, que es similar, pero obtener el derecho a esta prestación es mucho más complicado que coseguir la prestación por desempleo a la que tienen derecho los trabajadores con contrato laboral.
  • Diferente legislación. La prestación de servicios del falso autónomo está sujeta a la legislación mercantil en vez de a la laboral. Esto significa que si no se respeta alguna de las condiciones pactadas en el contrato mercantil, el autónomo debe acudir a al vía civil, lo que supone que tendrá muchas más dificultades para hacer valer sus derechos, ya que la legislación laboral ampara al trabajador de manera expresa y la civil no.

¿Eres un falso autónomo?

Todo trabajador que se encuentre en una situación de este tipo debe ser consciente de ello y de que es algo irregular. Pero ¿cómo saber si eres un falso autónomo?

El trabajo del autónomo tiene como características ser independente y ajeno. Es decir, el autónomo organiza su trabajo, no debe estar supeditado a que una empresa le imponga un horario o controle su evolución. De la misma manera, el autónomo debe poder buscar su clientela. Por tanto, el empresario no es un jefe sino un cliente más, y podría tener muchos otros, ya que su trabajo es independiente.

Por otro lado, el autónomo no depende de los medios de producción de una empresa, sino que tiene los suyos propios. Así, un autónomo que acude a un lugar de trabajo y desempeña una labor en un horario determinado y con unas órdenes establecidas, es claramente un falso autónomo. Y si su labor la realiza de forma externa, pero es la empresa la que organiza las tareas y pone a su disposición los medios, la situación es la misma.

Además, el falso autónomo normalmente percibe una remuneración fija, como si fuese una nómina, cuando lo normal es que el autónomo cobre en función de unos servicios que preste por lo que sus facturas no siempre son iguales.

Por todo ello, el falso autónomo tiene el derecho de acudir a inspección de trabajo para denunciar su situación. Con ello, debería reconocérsele la antigüedad, el derecho a paro y a la indemnización que debiera percibir en el caso de ser un asalariado más.

Si trabajas como freelance, no es obligatorio darse de alta

Vía | Anfix.tv

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.