Empresa

Principales obstáculos que impiden a las pymes exportar

Te hablamos de las diferentes dificultades que tienen las pymes para exportar

Algunos de los principales problemas a los que se enfrentan las pymes son los impedimentos a la hora de exportar fuera de las fronteras nacionales sus productos y servicios.

Las pequeñas y medianas empresas tienen diversos problemas para salir adelante y consolidarse en el mercado, desde la proliferación de ciberamenazas cuyo coste no pueden asumir a las extorsiones por parte de hackers, la falta de financiación o los errores de planteamiento de su modelo productivo. ¿Sabes cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentan las pymes a la hora de exportar?

El tamaño se trata del elemento principal que impide que una pyme pueda exportar, según las conclusiones extraídas del documento “La importancia del tamaño en la empresa española”, elaborado por la Cátedra de Financiación a las pymes en España, y que puedes encontrar completo pinchando en el siguiente enlace.

Factores de la imposibilidad de exportar de las pymes

Según esta labor de investigación, pocas pymes en España pueden acceder a la internacionalización empresarial, debido tanto al tamaño de las empresas españolas como a otros factores de peso como el endeudamiento, la temporalidad y la pujanza de la demanda interna durante la fase expansiva y la vocación de la empresa nacional de atender dicha demanda.

Cuando comenzó la recesión económica en 2008, llevando aparejado el desplome de la demanda nacional, el sector exterior se convirtió en una de las principales vías posibles para el crecimiento de la economía española, permitiendo compensar la caída del resto de componentes del PIB.

Por otra parte, este documento indica que entre los factores que inciden de forma más positiva sobre la internacionalización de una empresa destacan la innovación, la cotización en bolsa, la participación de capital extranjero y los índices altos de productividad.

Asimismo, la antigüedad de la empresa, el sector laboral, las alianzas para la internacionalización, la existencia de un inversor externo, el gasto en I+D, o la forma de propiedad de la empresa también destacan como factores que condicionan la capacidad de exportación de una empresa.

Cabe destacar como conclusión de los investigadores la existencia de una correlación alta entre el tamaño de la empresa y su presencia en el exterior, fundamentalmente por la vía de las exportaciones, ya que las empresas exportadoras presentan una productividad superior a la media y una mano de obra más cualificada junto a mayor participación tecnológica.

Vía | Cinco Días

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.