En caso de que AMB volviera a poder influir sobre el número de VTCs que circulan en su área, la oferta de Uber y Cabify se vería reducida al menos un tercio.