Empresa

Polémica por un documento de un ingeniero de Google crítico con la política de igualdad de la compañía

Solamente un 8% de las empresas obligadas a ello cumplen con el Plan de Igualdad
Escrito por Marcos Merino

La Vicepresidente de Diversidad de Google ya ha dejado claro que la compañía no “respalde, promueve o alienta” las propuestas del documento.

Un documento de 10 páginas, elaborado por un ingeniero de software de Google cuyo nombre no ha transcendido, se ha convertido en viral entre los empleados de la compañía. En dicho documento, titulado “La cámara de resonancia ideológica de Google”, se critica el enfoque de Google en lo que respecta a las políticas de igualdad de género, afirmando que la brecha entre hombres y mujeres no siempre implica la existencia de discriminación machista, sino que tiene su base, en parte, en la diferencias psicológicas innatas entre ambos géneros.

“Valoro la diversidad y la inclusión, no estoy negando que el sexismo exista ni respaldo el uso de estereotipos. Al abordar la brecha de representación de la población, necesitamos observar las diferencias de distribución de la misma. […] Las diferencias en la distribución de rasgos entre hombres y mujeres pueden explicar parcialmente por qué no tenemos una representación del 50% de mujeres en puestos de liderazgo tecnológico. .[..] Si no podemos tener una discusión honesta sobre esto, nunca podremos resolver de verdad el problema”.

“Espero que quede claro que no estoy afirmando que la diversidad sea algo malo, que Google o la sociedad ya sean 100% justos, o que no debamos intentar corregir los sesgos existentes […]. A lo que voy es a que mostramos una intolerancia hacia ideas y evidencias que no se ajustan a un determinado marco ideológico. […] Tampoco propongo que debamos restringir a las personas a determinados roles de género; de hecho sostengo más bien lo contrario: que las tratemos como a individuos y no sólo como un miembro más de su grupo social“.

Las restantes páginas del texto (que puedes leer aquí en inglés) se dedican a hacer un repaso por las diferencias innatas de comportamiento entre hombres y mujeres (relativas a aspectos como la tendencia a competir y cooperar), y a señalar que la corrección política repercute negativamente sobre el debate racional y basado en datos, así como sobre la búsqueda de soluciones.

La respuesta de la compañía

Danielle Brown, que hace un par de semanas fue nombrada nueva Vicepresidenta de Diversidad, Integridad y Gobernabilidad de Google, ha publicado una declaración a raíz del debate generado, dejando clara la postura de la compañía: “Muchos de vosotros habéis leído un documento interno compartido por alguno de nuestros ingenieros, expresando opiniones sobre las capacidades y caracteríticas naturales de los diferentes géneros, así como si se puede hablar libremente de estas cosas en Google. Y, al igual que vosotros, encontré en el mismo suposiciones erróneas sobre el género. No voy a enlazarlo aquí, porque no constituye un punto de vista que esta empresa o yo misma respaldemos, promovamos o alentemos“.

“La diversidad y la inclusión son una parte fundamental de nuestros valores y de la cultura que seguimos cultivando. […] Google ha adoptado una postura firme sobre este tema. […] Creo firmemente que Google está haciendo lo correcto y por eso acepté este trabajo. Parte de la construcción de un entorno abierto e inclusivo pasa por fomentar una cultura en la que aquellos con puntos de vista alternativos (incluyendo opiniones políticas diferentes) se sientan seguros compartiendo sus opiniones. Pese ese discurso necesita trabajar dentro de los principios de igualdad laboral que recoge nuestro Código de Conducta”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.