Empresa

Polémica por la baja tributación de HBO en España

Escrito por Marcos Merino

Gracias a la ‘optimización fiscal’ amparada por la normativa de la UE, HBO España sólo tributa por los “servicios prestados” a la central europea (con sede en Suecia). En los 12 meses de 2017 sólo tributó 45.205,59 euros, el doble que en 2016 (con un solo mes de actividad).

La compañía que gestiona la plataforma digital de HBO en España, Home Box Office Spain Ventures S.L., ya ha presentado ante el Registro Mercantil los resultados económicos de su primer año completo de actividad en nuestro país. Dichas cuentas arrojan un resultado sorprendente en la cuantía de los impuestos sobre beneficios pagados por HBO en 2017: tan sólo 45.205,59 euros. La sorpresa aumenta cuando recordamos que la compañía, en un único mes de actividad en 2016, aportó al erario 23.300 euros en impuestos. En definitiva, unas cifras que a priori deberían haberse multiplicado por doce, lo hacen únicamente por dos. Y eso, pese a contar con 363.000 abonados (según el último Panel de Hogares de la CNMC).

La clave del misterio reside, claro está, en el modo en que HBO declara sus ingresos en España: según el auditor de cuenta de la compañía, “las suscripciones son facturadas a nivel centralizado desde la sociedad matriz, y facturados por parte de Home Box Office Spain Ventures, S.L. a la misma”.  En resumen, HBO España sólo tributa por los “servicios prestados” a la central europea (con sede en Suecia), no por los ingresos aportados por los abonados españoles (un ejercicio de ‘optimización fiscal’ respaldado por las leyes europeas).

Las 5 mejores series que puedes empezar en agosto de 2018

Y casi tenemos que dar gracias por que esto sea así, pues los rivales de HBO (Netflix o Sky) ni siquiera operan a través de una sociedad con sede en España, ni emplean directamente a trabajadores en nuestro país (13 empleados en el caso de HBO España). Todo esto, inevitablemente, no hará sino reabrir el debate sobre la tributación de las grandes empresas de Internet en nuestro país en un momento en el que el nuevo gobierno socialista parece decidido a aprovechar la entrada en vigor dentro de un par de meses de una nueva directiva visual europea para obligar a que operadoras como HBO, Netflix o Amazon financien la radiotelevisión pública de la misma forma en que ya lo hacen las cadenas de TV privada o las operadoras de telecomunicaciones.

Vía | El Español

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.