Empresa

Se crea .cloud, nuevo dominio para el Cloud Computing

cloud computing dominio propio
Escrito por Óscar Condés

A partir de ahora, cualquiera que lo desee podrá disponer de su propio dominio con extensión .cloud para llevar sus proyectos tecnológicos a la nube.

El cloud es la tecnología que ha dado a cualquier empresario la capacidad de desarrollar su negocio con creatividad, sin estar atado a la complejidad de la infraestructura física, su obsolescencia ni su compleja gestión, y algo aún más importante, evitar el miedo al realizar previsiones, ya que es posible reconfigurar la plataforma rápida y fácilmente”. Así lo afirmaba Juan Manuel Robles, director de Cloud Solutions de Arsys (conocido proveedor de servicios de Internet) en un encuentro sobre esta tecnología y su implantación en el mundo de los negocios.

Lo cierto es que el cloud computing es un concepto que ha irrumpido con fuerza ya que resulta clave para desarrollar un negocio con libertad y optimizar el crecimiento de un proyecto IT. Uno de los mejores indicadores de su salud es su grado de adopción entre las empresas. Según el Informe Penteo 2015: Highway to Cloud (que analiza el sector de infraestructuras y proveedores de servicios en la nube), el 97% de las empresas tienen parte de su tecnología en la nube y en los próximos años se prevén crecimientos de dos dígitos en el sector. Por tanto, el informe muestra un panorama realmente alentador dentro de una industria que parece muy lejos de tocar techo.

Uno de los motivos para estas buenas previsiones es la flexibilidad que la nube aporta a los proyectos IT de las empresas. Gracias al cloud, es posible administrar el crecimiento de los negocios online sin gastar más de la cuenta ni quedarse cortos por querer limitar la inversión. Y es que la planificación de recursos es clave, especialmente en el caso de empresas con un alto potencial de crecimiento.

Un dominio para el cloud

Sin duda, la evolución en los últimos años del cloud computing lo ha hecho merecedor de un dominio propio, tal y como lo ha considerado la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), máxima autoridad mundial en materia de dominios. Desde ya mismo, todo aquel que lo desee podrá disponer de su propio dominio con extensión .cloud. De este modo, la nube ya dispone de una identidad propia en Internet sumándose a sectores de gran importancia en la Red como el turismo, la hostelería o el ocio, que cuentan con dominios como .viajes, .tours, .restaurant o .pub.

El sector tecnológico es precisamente uno de los más activos en el proceso de liberalización de nuevas extensiones. Entre los últimos que ya están funcionando podemos citar algunos como .online, .email, .tech, .software, .design,  .wiki o .webcam. Y el número de terminaciones continuará ampliándose en los próximos meses con extensiones como .data, .dev y .stream.

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.