Empresa

¿Nuestro nombre y correo aumentan nuestras posibilidades de contratación?

curriculum con lupa

¿Es posible que el reclutador antes incluso de leer nuestro currículum o carta de presentación tenga una primer impresión de nosotros? Al parecer sí, tu nombre y correo puede aumentar o disminuir tus posibilidades de contratación; te explicamos en qué sentido.

Sin duda es injusto pero puede que tus posibilidades de contratación aumenten o disminuyen según como te llames.

Son muchos los estudios que han demostrado que nuestro nombre influye en la manera en la que nos perciben los demás. Por ejemplo, un estudio llevado a cabo por la Universidad Marquette reveló que los candidatos con nombres más comunes tenían más posibilidades de contratación que el resto.

Otro dato curioso es que aquellas personas que tienen un segundo nombre y lo usan son percibidos como más inteligentes y competentes. Así lo demostró una investigación publicada en la European Journal of Social Psychology. Puede que por ello los académicos tiendan a poner las iniciales de su segundo nombre.

Tristemente, otros estudios han revelado casos de discriminación; por ejemplo, uno publicado en The Atlantic reveló que los candidatos con nombres anglosajones, como Emily, recibieron un 50% más de respuestas que aquellos con nombres afroamericanos como Lakisha.  En el mismo estudio, en campos donde hay más porcentaje de trabajadores masculinos, las mujeres con un nombre de género más neutral tenían más posibilidades de éxito. Se espera que poco a poco estas discriminaciones por raza o género desaparezcan por completo, pero sin duda aún queda un largo camino que recorrer.

¿Nuestro correo también influye en nuestras posibilidades de contratación?

Pese a que nuestro nombre no lo podemos cambiar, si podemos aumentar algo nuestras probabilidades de contratación al escoger nuestro correo electrónico.

Por ejemplo, si tienes un segundo nombre asegúrate de incluirlo o incluir al menos las iniciales.

Los 11 peores errores que cometes al mandar un email

Evidentemente hay algunas reglas que debes seguir al elegir tu nombre de correo. Evita incluir bromas, alusiones a deportes, motes, y demás contenidos que parezcan poco formales o serios. Limítate a poner tu nombre o nombre e iniciales.

En cuanto al proveedor de email que escojas, realmente no debería ser demasiado determinante. No obstante, algunos pueden hacerte parecer más obsoleto. Gmail realmente siempre será una apuesta segura con la que parecerás suficientemente formal.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.