Empresa

Nintendo, condenada por violar una patente con la tecnología de la Wii

Escrito por Marcos Merino

Deberá indemnizar con más de 10 millones de euros a iLife, una compañía estadounidense de tecnología médica.

Nintendo ha sido condenado por un jurado estadounidense a pagar 10,1 millones de dólares porque sus videoconsolas Wii y Wii U estarían infrigiendo una patente propiedad de iLife, una compañía médica de Dallas (Texas) que trabaja en el ámbito de las tecnologías de detección del movimiento. iLife presentó 5 demandas entre 2012 y 2013 contra sendas compañías por violación de la patente estadounidense nº 6.864.796, presentada por primera vez en 1999, que describe “sistemas y métodos para evaluar el movimiento de un cuerpo en relación con un entorno”. Según el (ahora desaparecido) sitio web de iLife, el objetivo de dicha patente era la creación de un dispositivo que, colocado en el cuerpo de una persona mayor, permitiera detectar caídas.

Los 10,1 millones concedidos a iLife por la justicia estadounidense representan en realidad menos del 10% de la cantidad solicitada originalmente en la demanda por daños. En total, se exigía a Nintendo el pago de 144 millones de dólares, una cifra basada en el cálculo de 4 dólares en concepto de pago de derechos por cada unidad Wii, multiplicados por los 36 millones de unidades vendidos en los 6 años previos a la interposición de la demanda.

Según el abogado de iLife, esta compañía y su CEO Michael Lehrman “son los inventores originales de esta tecnología. A diferencia de los llamados trolls de patentes, iLife cuenta con un historia de desarrollo y lanzamiento al mercado de productos basados en tecnología propia. La compañía invirtió muchos años y millones de dólares desarrollando esta tecnología de detección de movimiento”. Sin embargo, al contrario de lo proclamado en su web, la sentencia establece que el dispositivo para detectar caídas en ancianos bautizado como ‘Healthsensor 100’ nunca llegó a vender ninguna unidad en el período de tiempo entre la concesión de la patente en 2005 y la presentación de la demanda 8 años más tarde.

Michael Lehrman, que ahora es CEO de Sleep Methods Inc (otra compañía de tecnología médica, esta vez relacionada con la mejora del sueño) ha declinado hacer declaraciones sobre la posibilidad de apelar la sentencia. Nintendo, por su parte, ya ha anunciado que lo hará, al estimar inaplicable la patente.

Vía | Ars Technica UK

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.