Empresa

Netflix recurre de nuevo a la deuda para recaudar 1.500 millones de dólares

Películas y series que llegarán en marzo de 2018 a Netflix

La exigente demanda de recursos que requiere su política de producciones propias (8.000 millones de dólares anuales) obliga a la deficitaria compañía a endeudarse por segunda vez en menos de un año. En el lado positivo, bate expectativas de usuarios e ingresos en el primer trimestre del año.

En octubre del pasado año, Netflix recurrió a los mercados de deuda para obtener 1.600 millones de dólares que le  permitieran seguir ahondando en su ambiciosa política de producción propia y su agresiva expansión internacional. Sin olvidar los crecientes presupuestos en marketing para plantar cara a la competencia protagonizada por las diversas plataformas de streaming a escala mundial, desde Amazon Prime Video hasta HBO, pasando por Hulu y un sinfín de operadores regionales.

Pues bien, parece que las reservas de la compañía de Reed Hastings andan algo flojas, porque la compañía acaba de anunciar que planea financiarse de nuevo mediante préstamos, en esta ocasión por valor de 1.500 millones de dólares. Una cantidad que se unirá a la voluminosa deuda a largo plazo -estimada en 6.500 millones de dólares al final del primer trimestre- y que provocará que el flujo de caja sea negativo en la segunda mitad de 2018.

Las 10 mejores películas originales de Netflix para ver en 2018

La causa de ese balance en rojo pasa porque los 1.500 millones (y lo que quede del préstamo anterior) se unirán a los 2.600 millones en efectivo de Netflix, pero no son suficientes para compensar siquiera los 8.000 millones de dólares que la compañía planea invertir en contenido original durante 2018. Tan sólo el contrato del director Ryan Murphy por cinco años está valorado en 300 millones de dólares.

Pero parece que la estrategia va funcionando por el momento. El éxito de sus series originales y su creciente popularidad han permitido que la plataforma supere ya los 125 millones de usuarios (7,41 millones de abonados nuevos entre enero y marzo de 2018). De ellos, 119 millones son clientes de pago y los 6 millones restantes son personas que están en un período de prueba del servicio. Con ello, y aunque Netflix siga siendo claramente deficitaria, obtuvo nada menos que 290 millones de dólares en ingresos en el primer trimestre del curso, 8 millones más que lo previsto y creciendo 60% respecto al mismo período del año pasado.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.