Empresa

¿Merece la pena comprar en los Días sin IVA?

Te contamos si merece la pena comprar en los días sin IVA

Establecimientos tan conocidos como MediaMarkt, El Corte Inglés o Carrefour suelen repetir entre dos y tres veces al año el Día sin IVA. ¿Merece la pena adquirir productos en este día donde los productos no están gravados con el Impuesto sobre el Valor Añadido? Lo analizamos

El Día sin IVA lleva varios años como una de las técnicas de marketing más efectivas por parte de las grandes superficies a la hora de incentivar las ventas en épocas bajas. De este modo, estas fechas señaladas y previamente anunciadas en el calendario se convierten en momentos para eliminar el inventario sobrante y hacer caja satisfaciendo la demanda de los usuarios.

Recomendaciones para comprar online en época de rebajas

Popularizado por Media Markt, enseguida se reveló como una fórmula exitosa para muchos otros comercios, especialmente ligados a industrias como la moda o los productos tecnológicos. Sin embargo, no es todo lo que reluce, y aunque no es desaconsejable adquirir productos en este día, es preciso tomar ciertas precauciones. En muchas ocasiones existen fallos técnicos, subidas de precios ligeras o escandalosas en los días previos a la oferta y exclusión de determinadas marcas o productos que no están sujetos a descuento.

Si planificas el día con antelación, te fijas en la evolución de los precios empleando herramientas online especializadas y contrastas las ofertas de otras fechas señaladas como el Black Friday, el Cyber Monday o el período de rebajas, puedes aprovechar suculentos descuentos. Comencemos por ver en qué se basa este tipo de promoción.

¿En qué consisten los Días sin IVA y cuáles son sus ventajas?

Estas fechas señaladas son promociones comerciales consistentes en restar el impuesto del IVA al PVP (Precio de Venta de un Producto), de un determinado artículo o categoría. Debes tener en cuenta que si bien el IVA en nuestro país está fijado en el 21%, el cálculo del descuento debe hacerse dividiendo el PVP por 1.21. ¿Por qué sucede esto? Porque la rebaja del IVA es equivalente a un descuento real sobre el PVP de aproximadamente un 17.35%. Aunque es publicitado como “día sin IVA”, este debe ser aplicado a cualquier producto en venta, por lo que en tu factura de compra se indicará el importe sin IVA, más el IVA legal.

Por ejemplo, si vas adquirir un portátil de 500 euros en este día, te costaría -redondeando-, 413, implicando un ahorro de 87 euros. Las ventajas son notables, ya que si el precio inicial del producto antes de la rebaja es competitivo, se trata de una manera estupenda de ahorrar. La oportunidad es mejor si tienes las ideas claras y has controlado de la evolución del flujo cambiante de los precios. Para cerciorarte de que te encuentras ante una ganga debes invertir tiempo y no dejarte obnubilar por las primeras ofertas comerciales que veas.

Las trampas o inconvenientes del Día sin IVA

Debes tener en cuenta varios aspectos para no llevarte disgustos a posteriori. En primer lugar, rara es la ocasión en la que el Día sin IVA se aplique a todas las categorías, gamas, productos o marcas del establecimiento en cuestión. Sin ir más lejos, la mayor parte de plataformas de productos electrónicos y tecnológicos excluye algunos artículos para que aquellos que tienen un margen de venta más reducido no se vean afectados negativamente por el descuento. Por ejemplo, El Corte Inglés excluyó todos los productos de Apple en su primer estreno de Día sin IVA.

El punto anterior no suele ser problemático, ya que únicamente requiere comprobar y contrastar cuáles son los productos que a los que esta promoción comercial no les afecta. Sí supone un obstáculo mayor los precios inflados durante los días o semanas previos al Día sin IVA. Se trata de una decisión en manos del responsable de cada comercio, y aunque puede resultar éticamente reprobable, a nivel de leyes no viola ninguna regulación.

Si los minoristas deciden fijar el precio de venta de sus productos en la gama más alta -sobre todo para aquellos de beneficio reducido-, los compradores no tendrán acceso a una oferta tan jugosa. Por supuesto, también depende de los márgenes que los fabricantes establezcan, ya que en muchas ocasiones las tiendas no tienen excesivo margen de maniobra para obtener beneficios. 

Analizamos si merece la pena comprar en los Días sin IVA

Muchos vendedores limitan la cantidad de artículos en venta y reducen el stock disponible, lo que provoca el agotamiento de las existencias en tiempo récord. También hay productos retirados temporalmente durante esa fecha como artimaña, así como dejar en el punto de venta aquellos productos descatalogados o outlet que no han tenido demasiado éxito en anteriores campañas o cuyos beneficios salen mucho más rentables para el establecimiento.

Cabe destacar en torno a las desventajas que muchas tiendas anulan la posibilidad de la recogida en tienda de las compras online por cuestiones logísticas. En otros casos, las entregas se retrasan, especialmente si la jornada resulta un éxito y las expectativas de las ventas se desbordan. Como consumidor, puedes exigir o sugerir a través de tu feedback una mejor organización e inversión de recursos adicionales para que el sistema de entregas se salde con éxito.

Mitos y realidades del coche eléctrico, ¿merece la pena comprar uno?

Ten en cuenta que la mayor parte de las plataformas no te permiten adquirir más de dos unidades del mismo producto -por si tienes pensado desvalijar el comercio para surtir a todos tus seres queridos de un artículo concreto-, además de que en esa fecha no podrás disfrutar de esa oferta unida a otros descuentos. Por otra parte, los gastos de envío no están sujetos al descuento del IVA y no sueles poder comprar packs de productos -un ejemplo sería el PC+el monitor).

Por último, hay que tomar precaución con los añadidos que puedan intentar venderte en formato “servicio”, desde seguros a extensiones de garantía. Si no te hace falta o no lo has reflexionado bien, declina contratarlos.

Los mejores consejos para comprar el Día sin IVA

Sin entrar en el terreno de las prácticas mejores o peores de cada establecimiento, puedes tomar una serie de medidas para que tu compra te resulte más rentable:

  • Rechaza las compras impulsivas y organízate adecuadamente: Debes tener en cuenta que los establecimientos quieren hacer caja y aumentar su visibilidad, por lo que es lógico que intenten bombardearte y seducirte con esta clase de descuentos. Es mejor que hagas un listado previo de los artículos que puedas necesitar, contrastes precios y cómo estos han flucturado, y evalúes cuáles tus verdaderas necesidades para no comenzar a comprar a diestro y siniestro.
  • Rastrea las posibles subidas previas de precio: Muchos compradores plasman y critican en redes sociales los precios inflados previos al Día sin IVA, especialmente en los productos más solicitados y apetecibles, como los televisores -uno de los productos sometido a más modificaciones-.
  • Aunque estas promociones no se anuncien con excesiva antelación, lo mejor que puedes hacer es averiguar cuál es su precio en otras tiendas físicas o ecommerce. Presta especial atención en los tres primeros meses del año -época de altas tasas de devoluciones comerciales-, así como en julio y agosto, una temporada donde las tiendas programan el stock de la temporada de otoño-invierno.
  • Utiliza aplicaciones para conocer los Precios De Venta del Producto al día: Sacando una foto del código de barras del producto podrás conocer su coste en tiempo real, usando apps móviles como Amazon App, Monitorizo, Aport App, Pricemeter App y REDLaser App.
  • Dentro de cada establecimiento, compara el precio en la tienda física y en la online, ya que suele ser más elevado en la primera. Tómate tu tiempo para hacer esta comparativa y razonar tu compra con calma.
  • Indica cualquier violación de la ley a las asociaciones de consumidores, pregunta al personal de cada establecimiento y charla con el gerente ante las posibles dudas que puedas tener.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Ramón varela

    La verdad que lo del día sin iba no es tal. Te cobran el iva pero te dan un. Ale por su. Añoro para gastártelo en la propia tienda, además, te ponen una fecha límite que no suele pasar del mes y te lo tienes que gastar de una sola vez…