Empresa

Mensakas, la app responsable de comida a domicilio frente a Glovo o Deliveroo

Mensaka, la app de consumo responsable que planta cara a Glovo y Deliveroo

Mensakas es una nueva aplicación financiada mediante la fórmula del crowdfunding destinada a competir con Glovo o Deliveroo pero garantizando los derechos laborales de sus ‘riders’, organizados a través de una cooperativa.

En mayo del 2017 las repartidoras y repartidores de empresas como Deliveroo, Glovo o UberEats unieron fuerzas para crear la plataforma RidersXDerechos con el propósito de defender sus derechos laborales, vulnerados por dichas compañías bajo el paraguas -muchas veces mal llamado- de la economía colaborativa, que les obliga a ejercer como falsos autónomos y a sufrir unas condiciones precarias, además de despedidos como represalia por las huelgas, denuncias o manifestaciones.

A raíz de sus reivindicaciones, el colectivo de planteó lanzar una alternativa responsable y respetuosa con los derechos de los trabajadores para pedir comida a domicilio. La solución es la nueva aplicación Mensakas, que acaba de conseguir casi 19.000 euros mediante la plataforma de micromecenazgo Goteo, que se suman a otros 60.000 obtenidos de subvención para proyectos empresariales de la Generalitat.

Esta suma económica permitirá hacer realidad una cooperativa de reparto urbano que constituirá una sólida opción para los usuarios que deseen abogar por el consumo responsable, pidiendo comida a través de dicha plataforma. Con el dinero los responsables diseñarán la app y comprarán vehículos eléctricos.

La inspección de trabajo apoya a los ciclistas de Deliveroo

Tras recaudar el dinero para ponerse en marcha, las previsiones de Mensakas apuntan a aterrizar en los teléfonos móviles dentro de tres meses. Mientras, algunos de los integrantes de las cooperativas siguen pendientes de juicios ante despidos de compañías como Deliveroo, Glovo o UberEats, cuya relación con los repartidores se caracteriza por ser de carácter laboral pese a que obliguen a los riders a darse de alta como autónomos.

Algunos de los indicios son la dependencia de los repartidores a la organización a la que prestan servicios para poder trabajar, mientras que la empresa es la que les proporciona infraestructura y los recursos técnicos necesarios, imparte la formación previa, no pueden hablar con los proveedores y llevan la imagen de la startup por toda la ciudad. 

Según revelan desde Mensakas, quieren “ser una alternativa de consumo responsable, enfocada en el cliente con responsabilidad social y sensible a los derechos laborales”. Por ello, desde la compañía aseguran que tendrán a los repartidores en nómina, con seguro y sueldos dignos, siendo a la vez competitivos en el mundo del reparto a domicilio. En estos momentos, ya se encuentran buscando su catálogo de restaurantes.

Imagen | Mensakas

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.