Empresa

Más telenovela con la venta de los chips de Toshiba: entran en juego Apple, Foxconn y Softbank

toshiba vende memorias flash wd

Apple, Softbank, Foxconn, Western Digital, Broadcom, Hynix… cada vez tenemos a más actores protagonizando el culebrón del año con Toshiba como objeto de deseo común.

Después de la polémica presentación de resultados –en diferido, sin el OK de los auditores y confirmando los números rojos milmillonarios-, Toshiba vuelve a ser protagonista de la actualidad tecnológica debido a los vaivenes que trae consigo la venta de su negocio más rentable: la fabricación de chips y semiconductores. Un nuevo capítulo en esta larga telenovela que se articula en tres tramas distintas.

La primera de ellas tiene que ver con el rumor de que Toshiba habría suspendido temporalmente las reuniones con potenciales compradores de esta unidad de producción con el fin de calmar los ánimos de uno de los principales socios de la firma nipona, Western Digital. Este galán, recién incorporado a la película, advirtió esta semana mediante una carta que esta operación violaría de plano el acuerdo de joint venture que mantiene con Toshiba, exigiéndole además que le entregara en exclusiva los derechos de negociación sobre una posible venta. Sin embargo, Reuters ha confirmado con portavoces locales de Toshiba que la compañía sigue con los plazos y mecanismos originales para deshacerse de su joya de la corona.

Cambiando de tercio, nos acercamos a la segunda escena de esta particular representación teatral, con la incorporación de otro actor protagonista: Apple. Y es que, como adelantó la televisión pública NHK, la compañía de la manzana mordida también estaría interesada en hacerse con el negocio de chips de Toshiba. En concreto, Tim Cook y los suyos se están planteando aliarse con su proveedor Foxconn (el favorito en esta puja tan peculiar) para quedarse con alrededor del 20% de esta hipotética nueva empresa; dejando además que Toshiba mantenga una participación minoritaria en la sociedad de modo que ésta quede bajo el control de las autoridades norteamericanas y japonesas. Recordemos que es el regulador nipón el que más trabas está poniendo a la venta de esta unidad de producción al entender que sería dejar en manos extranjeras una tecnología muy sensible para su país.

Pero mientras que Apple estaría llamando a las puertas de Foxconn para unirse a su oferta, desde Foxconn hacen lo propio con el fondo de inversión Softbank (en el que, irónicamente, Apple invirtió 1.000 millones a principios de año). De acuerdo al diario Nikkei, esta alianza estratégica tendría como objetivo reducir la presión de los reguladores japoneses y allanar el camino de la venta entre los principales bancos acreedores y socios inversores de Toshiba, que verían con buenos ojos la intermediación de un fondo neutral en este movimiento crucial para la supervivencia de la histórica firma tecnológica.

Y si todavía no se han perdido entre tantos amores platónicos, relaciones incipientes y objetos de deseo en decadencia, no hemos de olvidar que Foxconn, Apple o Western Digital son sólo los principales contendientes por conquistar a Toshiba. En un segundo plano, esperando su oportunidad ante los envites de sus contendientes, encontramos al fabricante coreano de chips Hynix o la alianza que han creado el proveedor norteamericano Broadcom y la firma de capital riesgo Silver Lake Partner. Más en el siguiente capítulo, porque esta telenovela no ha hecho más que comenzar.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.