Empresa

5 malas prácticas de reclutamiento de personal que ahuyentan el talento

Existen cinco prácticas profesionales negativas para captar talento

Retener el talento y conseguir a candidatos que enriquezcan a cada empresa debe ser una de las principales motivaciones de los reclutadores de empleo.

La labor del personal de recursos humanos a la hora tanto de captar como de retener el talento no es sencilla, pero se trata de una de las bases fundamentales del reclutamiento. A la hora de realizar los procesos de selección de empleo y las entrevistas personales existen una serie de malas prácticas que afectarán negativamente a la empresa que las ponga en práctica. Hoy, te contamos cuáles son.

5 trucos de Google para captar talento

Es imprescindible recordar que existen numerosos recursos y preguntas para captar talento, así como nuevos métodos como el Social recruiting, desarrollado a través de las redes sociales. Presta atención y abandona estas prácticas innecesarias que dificultan el reclutamiento de excelentes candidatos.

5 cosas que no debes hacer como reclutador de empleo

  1. Mala comunicación con los candidatos: Si obligas a los usuarios que quieren postularse a un empleo a completar un formulario de solicitud en línea largo y tedioso -el cual bastantes abandonan por el camino-, y el mensaje habitual que reciben es el típico correo electrónico de autorrespuesta de que la empresa ha recibido los datos o el cuestionario por parte de candidato, no lo está shaciendo bien. Puedes hacerlo mejor propiciando una comunicación más directa, fluida y personalizada. 
  2. Pruebas pre-empleo innecesarias: No suelen mejorar en absoluto la calidad de las contrataciones, sino que es mucho más efectivo leer sus recomendaciones en LinkedIn, conocerlos en persona, echar un vistazo a sus referencias en la web y ahondar en sus diferentes competencias mediante el diálogo y el desglose de su currículum.
  3. Centrarse en el salario actual o pasado de un candidato: Habrá excelentes candidatos que no quieran hablar, por educación, confidencialidad o postura personal, de su sueldo en el puesto anterior. Es importante no centrarse en este aspecto ya que es un punto peliagudo y a través del que se puede perder la oportunidad de captar talento. Forzar a que el candidato hable de su salario es una violación grosera y poco profesional de su privacidad. 
  4. Realizar preguntas tópicas y manidas inútiles para encontrar el talento: Si hablamos de encontrar a los candidatos perfectos es mejor inclinarse por preguntas más complejas, prácticas u originales que optar por cuestiones estereotipadas que se repiten en el 100% de procesos de reclutamiento. Las entrevistas grupales son otra opción interesante.
  5. Reclutamiento lento y desatención de los candidatos: Ten en cuenta que los mejores postulantes seguramente estén inmersos en más de un proceso de selección de empleo y no les gustará esperar semanas o atravesar protocolos burocráticos pesados u omisiones reiteradas al ponerse en contacto con el entrevistador. Es importante utilizar herramientas para acelerar el proceso y aumentar la eficacia del proceso de reclutamiento.

 

Vía | Forbes

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.