Empresa

Mal inicio de año para ZTE: despedirá a 3.000 personas en China

ZTE lanzará sus primeros vehículos eléctricos en 2017

Malas ventas, sanciones por sus negocios con Irán y una suerte de purga interna por traición son los principales condicionantes de los despidos en ZTE.

Los Reyes Magos de Oriente traen oro, incienso y mirra… pero lo que nos llega hoy desde Oriente -y, más en concreto, desde China- son malas noticias para los empleados de ZTE. Y es que, según adelanta la agencia de noticias Reuters, el popular fabricante de smartphones y otros dispositivos de comunicaciones planea prescindir de 3.000 trabajadores, el equivalente al 5% de su plantilla a escala mundial, compuesta por 60.000 profesionales.

La empresa, con sede en la ciudad de Shenzhen, quiere focalizar la mayoría de sus despidos en su país natal: en torno a una quinta parte de la fuerza laboral de su negocio de telefonía en China será despedida en las próximas semanas. Pero, además, numerosas filiales en el extranjero ya han recibido la orden de empezar a despedir trabajadores. Una de las consultadas por esta agencia ha confesado que tendrá que echar a alrededor del 10% de su plantilla antes de febrero.

Las razones de estos despidos se pueden reducir a tres grandes motivaciones. Por un lado, el notorio descenso de las ventas de la compañía a escala internacional, pero especialmente en el mercado chino. El propio presidente de ZTE, Zhao Xianming, ya admitió en su discurso privado de Año Nuevo que la empresa ha afrontado su “mayor crisis en 31 años de historia”, pese a su facturación anual de 15.000 millones de dólares. Quizás por ello, la firma se comprometió a mejorar su auditoría interna y a racionalizar su estructura de gestión: “En 2017, las divisiones que no encajen en nuestra dirección estratégica o con un rendimiento bajo se cerrarán, suspenderán, se fusionarán o reconfigurarán, mejorando la competitividad de la empresa”, dijo Zhao.

En segundo lugar, es reseñable el impacto de la sanción que el Departamento de Comercio de los Estados Unidos anunció el pasado marzo contra las exportaciones de ZTE por haber incumplido con las restricciones de este gobierno sobre las ventas de productos tecnológicos a Irán. Pero no debemos olvidar la traición como una de las principales causas de todos los males: “Me dieron nombres que deben ser despedidos porque habían tratado de solicitar trabajos en Huawei y, por lo tanto, son calificados como ‘factores inestables”, afirma una fuente.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.