Empresa

Los trucos de Steve Jobs para dar buenas presentaciones

Subastan objetos y ropa de Steve Jobs

Steve Jobs tenía la habilidad de captar la atención de sus oyentes como ningún otro, descubre cuáles eran las claves del cofundador de Apple para dar buenas presentaciones.

Admítelo, tu tampoco prestabas toda la atención que debías  durante las presentaciones de tus compañeros en la universidad, y posiblemente ellos a ti tampoco. Si incluso en el trabajo a veces pillas a algún miembro del equipo bostezando disimuladamente cuando expones un proyecto, tranquilo: no sólo eres tu, por norma general las presentaciones suelen ser aburridas.

No obstante, hay personas que parecen ser buenos oradores por naturaleza. Consiguen captar la atención de sus oyentes y moverse por la tarima como pez en el agua, y al final de su presentación lo que más te ha impactado no es su increíble manejo del PowerPoint, sino el mensaje que ha transmitido.

Steve Jobs era ese tipo de persona; la gente se emocionaba ante sus discursos, y no sólo por el contenido, sino por la manera en la que lo transmitía. Si embargo, el cofundador de Apple no nació con el don de la presentación: tu también tienes la capacidad de conquistar a tus oyentes.

Estos son las claves de Jobs para dar buenas presentaciones:

  • Céntrate en una historia, no en una presentación de PowerPoint: El truco esta en contarle una historia a tu audiencia. Jobs dejaba la presentación de PowerPoint en un segundo plano, lo principal en el escenario era él y sus palabras. Tener una presentación atractiva en pantalla es importante, pero es contraproducente cargar las diapositivas con mucha información; al final del día tus oyentes no se acordarán de todos los datos, pero si de una poderosa anécdota. Jobs se limitaba a mostrar una imagen o palabras en pantalla, y lograba que todo el público prestara atención a su relato.

Los mejores discursos de graduación: desde Steve Jobs hasta J.K Rowling

  • Conecta emocionalmente con tus oyentes: Cuando transmitas tu mensaje intenta llegar a cada persona del público, no simplemente darles la información. Jobs usaba términos simples para explicar la visión de la compañía a la audiencia, y nunca dejaba de mostrar su gratitud y pasión por Apple y sus miembros.
  • Ensaya aún cuando creas que está perfecto: Practica, practica, practica. Antes de hablar en público Jobs pasaba meses ensayando; a veces invertía todo un día en perfeccionar su presentación, cambiando hasta el más mínimo detalle. Si crees que tienes que ensayar 3 veces, ensaya 6. Cuando creas que estás listo, vuelve a practicarlo.

Vía |CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!