Empresa

Los taxistas denuncian a Cabify por usar falsos autónomos

Cabify_OnDemand

La patronal de taxistas Fedetaxi y el sindicato CCOO afirman que Cabify usa falsos autónomos a los que obliga a financiar sus vehículos y a trabajar determinadas horas en exclusiva.

Cabify se ha consolidado en los últimos años como una de las startups españolas más exitosas, revolucionando la forma de moverse por las grandes ciudades de nuestro país. Además, y a diferencia de Uber, los creadores de Cabify siempre han defendido su absoluta legalidad al emplear a conductores profesionales con licencia, motivo que no le ha impedido ser objeto de la ira de los taxistas, temerosos de perder aún más negocio. Hasta el punto de que la propia CNMC tuvo que intervenir para tumbar las medidas proteccionistas en torno al mundo del taxi en contra de Cabify.

Sin embargo, el colectivo del taxi no se da por vencido y, una vez agotado el argumento de la competencia desleal, ahora vuelven a la carga con una nueva denuncia contra Cabify por el supuesto uso del “dumping social”. Así, la patronal de taxistas Fedetaxi y el Sector Estatal de Carretera de la FSC-CCOO (que representan a más de 70.000 trabajadores autónomos y 30.000 asalariados del taxi) han presentado conjuntamente este lunes una denuncia en la sede del Ministerio de Empleo y Seguridad Social frente al entramado de empresas que operan bajo la marca Cabify, para que se investigue si pudieran estar sustituyendo trabajadores por cuenta ajena por falsos autónomos.

Según los taxistas, las actividades de Cabify, presente en España, Chile, México y Perú, están dirigidas en nuestro país por la agencia de viajes minorista MAXI MOBILITY SPAIN. Esta empresa es propietaria al cien por cien de MAXI MOBILITY TRANSPORTE DE VIAJEROS y, a su vez, “controla una red de sociedades fundadas por la cabeza visible y administrador del entramado, Juan Ignacio García Braschi”.

El entramado de empresas de Cabify, presuntamente podría estar reclutando chóferes para “venderles” (simulando la operación como cesión) la necesaria autorización de transporte para llevar a cabo la actividad de alquiler de vehículos con conductor y que como particulares no pueden conseguir.

Cabify recibe 120 millones de dólares de financiación de la tienda online Rakuten

Además, a cambio de suministrarles clientes, Cabify recibe supuestamente una comisión de entre el 20 y 25% de cada servicio de transporte y les vincularía a la adquisición de un vehículo determinado, financiado por el BBVA, dándoles entonces de alta como falsos autónomos colaboradores de la red y asegurándoles una retribución mensual mínima, siempre que trabajen en exclusiva la aplicación durante al menos 60 horas por semana y la “puntuación” de los usuarios no baje de una media de 4,5 estrellas sobre un total de 5. En caso contrario, sus contratos serían resueltos debiendo indemnizar los conductores a Cabify, con cantidades que pueden llegar a los 18.000 euros.

Los taxistas también acusan a Cabify de usar paraísos fiscales

La queja de los taxistas también hace referencia a otro fenómeno: el de los paraísos fiscales. En ese sentido, Cabify depende de una matriz, MAXI MOBILITY INC, que se encuentra radicada en el Estado de Delaware (EEUU).

“A pesar de su pequeña extensión, Delaware es un gran centro financiero. Más de 200.000 empresas tienen su sede en el Estado. Esto sucede gracias a las leyes estatales que conceden beneficios fiscales a las compañías que deciden instalar sus sedes allí, atrayendo incluso a muchas que operan principalmente fuera de él”, afirman las asociaciones de taxistas. “Este es el caso de Cabify, que financiada por el fondo inversionista SEAYA VENTURES, con el apoyo del banco español BBVA, y en especial, la hija de su presidente, Beatriz González, ha radicado su matriz en el citado Estado”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.