Empresa

Los incidentes aéreos podían costarle 100 millones a British Airways

El caos aéreo podría salirle muy caro a British Airways:!00 millones de euros estimados según Citigroup

El error informático desencadenado en la aerolínea British Airways ha propiciado miles de retrasos y cancelaciones que han afectado a numerosos pasajeros y que le costarán a la compañía 100 millones de euros.

A lo largo del último fin de semana, un fallo producido en los sistemas técnicos de British Airways propició que la compañía sufriese la cancelación de prácticamente todos los vuelos en un lapso de 24 horas y la interrupción de muchos otros durante los dos o tres días siguientes.

Hoy se ha dado a conocer que, según los cálculos de Citigroup, la aerolínea, que representa 60% de tráfico de pasajeros de IAG, deberá afrontar pérdidas por valor de unos 100 millones de euros. Aunque existen fallos de servicio inevitables, los analistas recomiendan incluir mejores sistemas informáticos de backup para solucionar pronto los incidentes.

Las aerolíneas que más reclamaciones reciben en España

La factura de British Airways entre pérdidas e indemnizaciones a los consumidores alcanza esa estratosférica cifra teniendo en cuenta que alrededor de 175.000 pasajeros se han visto afectados por las cancelaciones. Los 100 millones se dividen entre los 40 millones de euros de ingresos que la compañía perdió en un día tras el incidente informático y otros 60 millones de compensación económica para los clientes, basándose en la legislación de la Unión Europea.

Diferentes tipos de indemnización para los clientes

Aquellos usuarios que han sufrido retrasos superiores a tres horas deberían ser recompensados con 250 euros en los vuelos de hasta 1.500 kilómetros, de 400 euros hasta 3.000 kilómetros y hasta 600 euros para los vuelos de largo recorrido que se hayan retrasado más de cuatro horas. A este coste hay que sumarle también el alojamiento y la manutención de los afectados. Pese a ello, el análisis de Citigroup destaca que las perspectivas de ganancia de la empresa no sufrirán daños importantes, ya que otras aerolíneas americanas y europeas han experimentado incidentes parecidos durante el último año y no han visto afectadas sus perspectivas de ingresos y ganancias a largo plazo.

Las pérdidas por valor de 100 millones representan un 5,2% de los beneficios antes de impuestos previstos para 2017, lo que explica la caída de un 2,4% en las acciones de IAG -matriz de BA, Iberia, Vueling y Aer Lingus- durante el día de ayer en Bolsa. Al fallo del sistema informático se sumaba la novedad anunciada por Iberia y la aerolínea británica de que aplicarán un suplemento de 9,5 euros y 8 libras respectivamente a cada componente de tarifa en reservas realizadas en GDS u otros sistemas de intermediación, salvo que usen conexión NDC. Ambas noticias fueron acogidas negativamente por el mercado.

Mientras, la aerolínea continúa estudiando las causas del fallo que ha originado tamaño caos aéreo. Su CEO, Álex Cruz, ha anunciado que no dimitirá, asegurando que el problema no está relacionado con los recortes aplicados recientemente por la empresa. También han asegurado que llevará un tiempo devolver sus equipajes a los clientes afectados, aunque operará todos sus vuelos desde los aeropuertos londinenses de Heathrow y Garwick.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.