Empresa

Los 5 mejores portátiles convertibles para trabajar

Aunque tienen muchas denominaciones (convertibles, híbridos, 2-en-1), los portátiles dotados con pantalla táctil que pueden convertirse en tablet, ya sea girando la pantalla o, sencillamente, separándola del teclado, son cada vez más aceptados en las empresas. Resultan muy útiles en tareas asociadas con la movilidad.

El uso de la pantalla táctil acelera determinados proyectos y puede mejorar el rendimiento en grupos de trabajo y en entornos altamente comunicados.

Aunque técnicamente cualquier portátil puede utilizarse en el trabajo, los principales fabricantes desarrollan versiones específicas para el entorno profesional equipadas con tecnologías de encriptación, seguridad adicional, Windows 10 Pro, y otros extras pensados para las empresas. Conviene examinar la gama profesional de los principales laptops, para comprobar las especializaciones que ofrecen.

Portátiles de empresa

Elegir un ordenador para un desempeño profesional depende directamente del tipo de negocio y las necesidades de los empleados.

En este artículo nos hemos centrado en buscar los mejores portátiles convertibles para trabajar de 2016. La pantalla táctil permite identificarse mediante gestos, aprobar tareas o compartir datos simplemente tocando la pantalla, y es más fácil de usar en el coche, el tren, o en movimiento.

El resto del hardware también debe elegirse sin perder de vista las tareas profesionales.

Los 5 mejores portátiles convertibles para trabajar

Una pantalla de 13 0 15 pulgadas con resolución 1080p es lo mínimo recomendable para trabajar en condiciones óptimas durante varias horas. Conviene elegir un panel IPS, que ofrece mayores ángulos de visión para compartir la pantalla con los compañeros de trabajo.

En labores de ofimática basadas en texto, o en aplicaciones basadas en la nube, los procesadores Intel Core i3, i5 o i7 y AMD-A de doble núcleo son suficiente con presupuestos ajustados. Para tareas más intensivas como entornos multimedia, edición gráfica o multitarea, conviene elegir un i5/i7, o un AMD-Pro de cuatro núcleos, que por otro lado son escasos en los convertibles. Ya están disponibles los nuevos procesadores Intel Core i5/i7 Kaby Lake de Séptima Generación, con un 10% más de rendimiento y aún menos consumo.

Con la memoria hay que ser generosos, porque en un entorno profesional es normal realizar varias tareas al mismo tiempo (edición, mensajería, tablas, aplicaciones en la nube) y una memoria amplia nos va a permitir trabajar con fluidez. 8 o 16 GB de memoria RAM debe ser el objetivo mínimo.

Ordenador de sobremesa o portátil: qué debo utilizar en la empresa

Muchos portátiles profesionales disponen de un chip gráfico integrado en la propia placa. Es suficiente para tareas de ofimática y trabajo en la nube, pero si los proyectos laborales incluyen edición de vídeo, entorno CAD, diseño 3D, y otras labores exigentes a nivel gráfico, hay que optar por una chip gráfico dedicado similar a los que se utilizan en el entorno Gaming. Una GPU GTX 960 o superior.

Aunque muchas veces no se tiene en cuenta, la elección del teclado es vital cuando se van a pasar muchas horas tecleando texto. Es importante que las teclas estén bien perfiladas, que sea cómodo y que se pueda teclear con rapidez sin provocar errores tipográficos.

Para almacenar los datos hoy en día es imprescindible un disco SSD, en lugar de los viejos discos duros. No tienen partes móviles así que son ideales para viajar, y además son mucho más rápidos. Un SSD de 256 o 512 GB es un buen punto de partida. Los laptop más modernos usan la nueva tecnología PCIe NVMe SSD, que integra el almacenamiento en la placa.

Los 5 mejores portátiles convertibles para trabajar

Hoy en día la conectividad es esencial. Todo portátil convertible profesional debe incluir un conector WiFi de doble banda 802.11ac para poder usar la banda de 5 GHz, si la estándar de 2.4 GHz está muy saturada por los móviles y los PCs de la empresa. Un conector Ethernet para conectarse por cable donde no hay WiFi también es interesante. Y, por supuesto, Bluetooth.

Cada vez más portátiles profesionales incluyen soporte de tecnología móvil a través de 3G o 4G, para asegurar la conexión en cualquier lugar. Pero las tarifas no son baratas.

La mayoría de los portátiles convertibles se venden con diferentes combinaciones de batería de cuatro, seis o más celdas. Cuantas más celdas tenga, más dura. Si este factor es importante, hay que optar por un portátil con batería removible, y tener siempre a mano una de repuesto.

Extras profesionales

Los portátiles para los negocios suelen incorporar funciones adicionales que hay que valorar.

Es importante que el procesador Intel elegido sea compatible con Intel vPro, una serie de tecnologías destinadas a reforzar la seguridad. También, que tanto el procesador como el sistema operativo soporten el módulo Trusted Platform Module (TPM) para encriptar el disco duro y que así nadie acceder a los datos de la empresa. A la hora de elegir el sistema operativo, Windows 10 Pro contiene herramientas de red más avanzadas, y una mayor robustez y seguridad.

Muchos laptops también ofrecen carcasas reforzadas o más rugosas para mejorar el agarre y aguantar las caidas. Son muy útiles si se usan al aire libre. Un buen servicio técnico que responda rápido a las averías y una extensión de la garantía, son aspectos que hay que evaluar en una empresa.

Teniendo en mente todos estos condicionantes, hemos seleccionado cinco de los mejores portátiles convertibles para trabajar de 2016

Sobre el autor de este artículo

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.