Empresa

Los 11 errores más comunes que espantan a los inversores

Escrito por Juan Carballo

El inversor Phil Nadel enumera los errores más comunes de los emprendedores y empresarios a la hora de encontrar financiación para sus proyectos e ideas de negocio.

Como explica Phil Nadel, cofundador y director de la firma Barbara Corcoran Venture Partners, los inversores tienen que revisar decenas de proyectos e ideas de negocio cada semana. Para gestionar toda esta información y atinar en las inversiones, esta empresa con sede en Nueva York emplea un filtro que permite descartar rápidamente aquellas propuestas incompatibles con los criterios de la compañía.

Los proyectos, ideas y startups que superan este filtro pasan a una segunda fase donde son examinadas con el detenimiento y la atención que requiere un negocio de este tipo. Este examen incluye, por ejemplo, una revisión a fondo del negocio, de su financiación y de las previsiones; también es necesario el contacto con los emprendedores, clientes y otros inversores; por último, también se somete toda esta información a la revisión de terceros.

La mayoría de empresas son eliminadas durante este proceso y, al final, esta firma invertirá en un pequeño porcentaje de proyectos. Como dice Phil Nadel en un artículo en Techcrunchcuando decidimos no invertir en una empresa, siempre nos tomamos el tiempo para explicar a los fundadores las razones de nuestra decisión”. Por eso, Nadel ha resumido un una lista las 11 razones más comunes por las que una empresa no logra financiación.

Los 11 errores más comunes a la hora de pedir financiación

  • Falta de transparencia y honestidad. Si los inversores detectan que alguno de los emprendedores no está siendo sincero enseguida perderán el interés en el proyecto. Este tipo de inversiones están basadas en una relación de confianza, mantener una actitud oscurantista puede llegar a arruinar el acuerdo entre ambas partes.
  • Nada destacable. Si una empresa no posee un elemento diferenciador respecto a la competencia ahuyentará a los inversores. Cuanto más éxito tiene una idea, más competidores atraerá. Contar con un “ingrediente secreto” aumenta las posibilidades de mantener un crecimiento sostenible.
  • No hay canales de comercialización estables. Los inversores prefieren apostar por empresas que utilizarán el capital para aumentar los ingresos. Si una compañía no ha identificado sus canales de comercialización adecuadamente será propensa a emplear el capital de los inversores, precisamente, en encontrar estos canales. 

¿Qué es una startup?

  • Sin objetivos (KPI). Nadel asegura que hay una correlación directa entre el conocimiento de los indicadores clave de la compañía por parte del emprendedor y el éxito de la empresa. Los que busquen financiación deben demostrar que entienden la importancia de las métricas y también que están realizándolas correctamente.
  • Poco margen de maniobra. La empresa debe contar con recursos suficientes para que el equipo pueda centrarse en el crecimiento sin preocuparse por conseguir otra ronda de financiación. Además, captar capital es mucho más fácil si una compañía demuestra que puede mejorar sus indicadores de rendimiento y crecimiento durante 12 meses.
  • Un público reducido. En el mundo de las startup es frecuente que aparezcan empresas dispuestas a comercializar una idea o solución ingeniosa a un problema que afecta a un número relativamente pequeño de personas. Para que un proyecto consiga financiación, los inversores deben identificar claramente un horizonte de crecimiento potencial.

Los 11 errores imperdonables de la empresa que busca financiación

  • Preventas. Cuando una empresa realiza su primera venta se produce una pronunciada disminución del riesgo de inversión. En otras palabras, los inversores prefieren invertir en una compañía que ya ha demostrado su capacidad para adaptarse al mercado. 
  • Sin visión. En el escenario ideal, el emprendedor debe tener una visión clara de cómo multiplicar el tamaño de su empresa. No poseer una visión de conjunto, no identificando así los riesgos y oportunidades del negocio, complica en gran medida que un proyecto capte capital. 

Guía para convertir una idea en una startup exitosa

  • No entender a la competencia. Las empresas que aseguran que “no tienen competidores” no ofrecen ninguna confianza. Los emprendedores deben conocer en profundidad los productos que ofrece la competencia, los segmentos a los que se dirigen y cómo los están vendiendo.
  • Desequilibrio entre los socios. Los productos deben ser fabricados y vendidos, estas tareas requieren un conjunto de habilidades que raramente posee una única persona. Es preferible que el equipo de emprendedores cuente con experiencia en varias disciplinas. Las empresas pueden contratar talento para suplir las áreas que no dominan, pero es importante tener en cuenta que ese área no será parte del ADN de la compañía. 
  • Sin carne en el asador. Los inversores quieren que los emprendedores se entreguen al 100% a la causa. Como mínimo, deben dedicarse a jornada completa al negocio. Lo ideal es que hayan invertido una cantidad importante de su propio dinero en el proyecto.

Vía | techcrunch

Sobre el autor de este artículo

Juan Carballo

Periodista de formación, curioso hasta la médula. Mi interés por la tecnología me viene de lejos, cuántas veces desconfiguré y arruiné aquel IBM de mi infancia buscando respuestas a la magia de la informática. Hoy sigo igual, pero esta vez mi objetivo es compartir esta pasión con vosotros y seguir aquí en la brecha.