Empresa

Lo último para atraer talento joven: convertir la empresa en un campus universitario

Escrito por Lara Olmo

Tutores, notas, actividades extraescolares… en Google y otras compañías tecnológicas ofrecen un programa de seguimiento y mentorización a sus empleados recién graduados para que no noten el cambio del mundo universitario al laboral.

Una de las fases más traumáticas para un universitario le llega cuando termina los estudios y se lanza al vacío del mercado laboral. Supone una época de cambios en la que la búsqueda del primer empleo es sólo uno de ellos; te separas de tu grupo de amigos, a veces incluso cambias de ciudad y no hay un profesor o tutor que te guíe en esos pasos.

Esta etapa la recordamos todos y para quien más, quien menos, fue costosa de superar, pero no enseñó a valernos por nosotros mismos y madurar como personas y profesionales.

Pese a ello algunas empresas tecnológicas se han propuesto que sus empleados recién graduados no tengan que pasar por ello o al menos tratar de que la transición mundo laboral sea lo menos dolorosa posible, haciendo del lugar de trabajo una prolongación de la universidad.

Google, por ejemplo, ofrece actividades extracurriculares, asigna tutores al talento joven para que les califiquen y supervisen su trabajo, y les ponen a trabajar todos juntos en el mismo departamento para que se sientan como en clase.

Así les evitan la extraña sensación que tienen muchos recién graduados cuando entran en su primera empresa y casi todos sus compañeros les doblan la edad.

Muchas compañías tecnológicas también ofrecen mentoring formal a los empleados jóvenes, similar al que ofrecen en las universidades los jefes de departamento y otros profesores.

Cómo conseguir trabajo sin experiencia laboral

La idea de hacer que la transición al “mundo real” sea lo menos dolorosa posible esconde además el objetivo de atraer talento joven y bien preparado. Es una forma de hacer employer branding muy efectiva, ya que los recién graduados recomiendan a los que están por venir que ese es un buen sitio donde trabajar.

Google está siendo la precursora en este tipo de métodos pero ya hay otras compañías que le están siguiendo los pasos.

Sin embargo, también hay quien los critica, porque considera que al final el acceso al mundo laboral parece una prolongación de tu vida de estudiante, que en realidad es muy distinta. Asumir responsabilidades, construir la identidad personal fuera del grupo y tomar decisiones propias es algo inherente a la vida adulta, pero en un entorno laboral tan supervisado es más difícil alcanzar esa madurez.

 

Vía | Vox

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.