Empresa

Lidl elimina aceite de palma de su línea ecológica y reduce el azúcar de sus refrescos

Escrito por Lara Olmo

El surtido de productos que Lidl comercializa bajo su marca ecológica “Bio” será 100% libre de aceite de palma. La cadena de supermercados también se ha comprometido a reducir el azúcar de sus refrescos.

La labor de las ONGs, ayudadas con la difusión y concienciación de medios de comunicación y redes sociales, está logrando que la sociedad se conciencie sobre el mal que supone, ambiental y para la salud, la producción y consumo de aceite de palma. De ahí también que cada vez más cadenas de supermercados lo estén eliminando de sus lineales.

La última en hacerlo ha sido la alemana Lidl, aunque la supresión no será plena, ya que de momento se ha comprometido a prescindir del aceite de palma sólo en los productos de la gama “Bio”, la marca ecológica, orgánica y biológica de esta cadena.

El 95% de este surtido ya era libre de aceite de palma, pero ahora con esta nueva política, ese 5% restante se irá sustituyendo por otros productos que empleen otros aceites más saludables y respetuosos con el medio ambiente.

Esta medida se integra en la estrategia que de un tiempo a esta parte viene siguiendo Lidl de apostar por la alimentación sana y saludable y fomentar la producción agrícola y ganadera sostenible, bajo el paraguas de “Bio”.

Según ha anunciado el director general de compras en España, Miguel Paradela, la cadena se ha marcado el objetivo de incrementar las referencias de esta marca en un 50% para este 2017, hasta alcanzar las 90 referencias de productos.

La supresión del aceite de palma no es la única medida inmediata que va a aplicar la cadena. Además, Lidl se ha comprometido a reducir este año el 33% del azúcar de la mitad de sus bebidas azucaradas y refrescos, que comercializa bajo las marcas “Freeway” y “Solventa”.

Recordemos que hace unos meses la OMS elaboró un informe en el que asociaba el consumo de refrescos con altos índices de azúcar con el riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad, diabetes y caries, por lo que pidió incrementar los impuestos que gravan esa tipo de bebidas, una medida que en Cataluña ya ha empezado a aplicarse.

 

Vía | El Economista

 

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.