Empresa

Las tecnológicas salen a Bolsa: ¿oportunidad de inversión o burbuja?

Las-tecnologicas-salen-a-Bolsa-oportunidad-inversion-o-burbuja
Escrito por Lara Olmo

Había mucha expectación por la cotización de Snap Inc. – la matriz de Snapchat – en bolsa y aunque su estreno en los parqués fue mejor de lo esperado, con una valoración de 24.000 millones de dólares (de las más altas de una gran tecnológica en los últimos años), poco después esta tendencia se frenó, sobre todo a raíz de conocer sus resultados financieros del primer trimestre de 2017.

Cuando los analistas vieron que Snapchat apenas había logrado atraer a un 5% de usuarios nuevos desde el trimestre anterior, y lo que es peor, que la oferta pública de venta de acciones (OPV) le había supuesto pérdidas de más de 2.000 millones de dólares, comenzaron a vender y las acciones llegaron a perder hasta un 23% de su valor.

La experiencia frustrada de Snapchat en Wall Street no es la primera similar de una gran tecnológica. El problemas de la empresa de Evan Spiegel y Bobby Murphy es que lo ha hecho, según los expertos, demasiado pronto, cuando aún no ha logrado sanear sus cuentas (vende apenas por 404 millones y pierde 514) y sigue teniendo serios problemas para atraer nuevos usuarios que superen los 25 años.

La sombra de Facebook además es muy alargada, y su estrategia de copiarle funcionalidades le está saliendo bien porque le está robando usuarios (sobre todo con Instagram).

La apuesta de Snap por salir a bolsa era (y es) arriesgada. Otras tecnológicas que hicieron lo mismo antes que ella tenían el mismo “problema”: ser empresas en plena expansión y con el foco puesto en el crecimiento y no tanto en la rentabilidad. Un modelo que, en principio, casa mal con la Bolsa y las exigencias de sus inversores. De ahí que la mayoría de los analistas consideren que la red social del fantasmita está sobrevalorada.

Las expectativas de crecimiento desmesuradas y la falta de una base sólida de algunas de estas compañía hace que algunos se pregunten si no estaremos a las puertas de una nueva burbuja tecnológica.

La Bolsa ya no es la gran deseada

Aunque ha habido algunos batacazos (Twitter, como luego veremos), lo cierto es que el número de tecnológicas que cotizan en bolsa no es muy elevado. En 2016 hubo tan solo 14 OPV de compañías tecnológicas en Estados Unidos, frente a las 371 del año 1999.

Este rechazo a los mercados bursátiles se explica porque muchas saben que cotizar no es sinónimo de éxito, y que hay otras alternativas de financiación privada (como los fondos de venture capital y private equity) que no exigen ceder el control de la empresa a los accionistas ni tanto nivel de transparencia en sus cuentas.

Ello explicaría, por ejemplo, que Uber, valorada en unos 60.000 millones de dólares, o Airbnb, en 30.000 millones de dólares, no hayan dado el salto a los parqués, ni se espera que lo hagan (al menos, a corto plazo), porque simplemente no lo necesitan.

Nos obstante, hay varios gigantes tecnológicos que sí cotizan en bolsa y de hecho muchos de ellos están teniendo un rendimiento mejor que el de empresas de otros sectores. Veamos lo claros y sombras:

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.