Empresa

Las startups dedicadas al blockchain recaudan 300 millones de dólares en 2016

De enero a agosto de 2016, las startups que apuestan por usos innovadores del blockchain han recibido 300 millones de dólares de financiación.

Más allá del bitcoin, la tecnología blockchain está demostrando ser toda una tendencia en sí misma, atrayendo el interés de firmas logísticas, compañías industriales y, por supuesto, de las entidades financieras convencionales. Por ello no es de extrañar que, en lo que llevamos de 2016, las startups especializadas en blockchain hayan recaudado ya más de 300 millones de dólares en todo el mundo.

Así lo asegura un estudio realizado por Juniper Research (accesible en este link), en el que destaca el sobresaliente papel de más de 30 pequeñas empresas y proyectos emprendedores vinculados a esta tecnología, las cuales han logrado esta cifra de récord en inversión. Entre ellas figuran notables compañías relacionadas con el ámbito originario del blockchain, la controvertida criptomoneda Bitcoin, pero también muchas otras aplicaciones muy alejadas de esa imagen clásica de esta innovación.

Sin embargo, prácticamente tres ‘startups blockchain’ concentran el grueso de la financiación, unos 165 millones de dólares: Circle (dedicada a pagos basados en blockchain y que captó recientemente más de 60 millones), Blockstream (que recaudó 55 millones) y Digital Asset Holdings (50 millones de dólares).

Windor Holden, investigador de Juniper Research, explica a este respecto que “la tecnología de blockchain tiene, por si misma, un largo y prometedor camino, en tanto que ofrece el potencial de incrementar la velocidad, transparencia y seguridad en numerosos verticales, no sólo en el ámbito financiero”. Recordemos que, sin ir más lejos, se está trabajando ya en el uso de blockchain en temas sociales tan alejados de los negocios como la lucha contra la pornografía infantil.

El blockchain mantiene un registro público de las transacciones, con marca temporal, que se extiende a través de una red distribuida, lo que permite que su información esté siempre disponible e inalterable en todos los puntos de la cadena, sin la necesidad de un organismo central o supervisor que controle los movimientos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.