Empresa

Las sedes de compañías tecnológicas más extravagantes

Os presentamos cinco de las sedes corporativas más originales que nos podemos encontrar (o que están proyectadas) a lo largo y ancho del mundo.

Aunque el continente no es nada sin un buen contenido, ¿a quién le disgusta un buen envoltorio? Si volviéramos a ser niños, conviene admitir que (muchas veces) las cajas servían de más entretenimiento que los juguetes que en ellas nos encontrábamos. Y, cuando nos hacemos mayores, no podemos sino confesar que una oficina bonita hace mucho, pese a que la magia radique en el buen ambiente de los compañeros y la pasión por la marca que nos pague a fin de mes.

Las oficinas corporativas se han convertido, desde hace unas décadas, en un elemento más a cuidar con mimo por parte de las organizaciones. No sólo porque son la plataforma para dar vida a una determinada filosofía de trabajo y de compañerismo, sino también porque son el símbolo de los valores y la misión de la compañía. Una forma física de mostrar lo que la empresa quiere conseguir con su actividad cotidiana.

4 tipos de lugares de trabajo y cómo escoger cuál es ideal para ti

Y de los símbolos fálicos que representaban los grandes rascacielos del siglo XX (donde a mayor altura en la torre, mayor cargo y prestigio), hemos pasado a modelos donde se apuesta por la horizontalidad, por acabar con los despachos e, incluso, por eliminar los puestos de trabajo fijos. Un cambio de paradigma sin igual que se complementa con apuestas de lo más extravagantes para mantener la atención y la moral de los trabajadores: desde salas de videojuegos hasta parques y zonas de relax.

Todo vale en un nuevo ecosistema donde la oficina más extravagante, llamativa y colorida suele ganar la batalla. Tendencia, ésta de la que estamos hablando, que no es exclusiva ni mucho menos de Silicon Valley. Y para muestra, un botón: cinco de las sedes corporativas más originales que nos podemos encontrar (o que están proyectadas) a lo largo y ancho del mundo:

DJI

DJI es la mayor compañía de drones a escala mundial, sin duda alguna: se estima que controla actualmente en torno al 70% de cuota de mercado entre los dispositivos de consumo que surcan nuestros cielos. Y si de cielos va la cosa, su nueva sede no podía estar en otro lugar.

En asociación con la firma de arquitectura Foster + Partners, DJI tendrá una nueva sede corporativa en Shenzhen, China, que pretende ser una “comunidad flotante en el cielo”. Serán dos torres gemelas conectadas por un puente áereo que hará las veces de zona de demos para sus dispositivos. Un diseño de lo más curioso (apenas habrá oficinas en los pilares de las torres, concentrando el grueso de los espacios en la zona superior de la estructura) y que incluye además varios jardines al aire libre en pleno cielo.

Apple

Conocida como la “nave espacial“, la sede corporativa que Steve Jobs soñó para Apple ya es una realidad en forma de edificio de cristal curvado que aloja nada menos que a 14.200 empleados. La construcción de esta sede, reflejo de las tendencias hacia la horizontalidad (que promete una mayor colaboración entre empleados) costó nada menos que 5.000 millones de dólares y tiene en el respeto e integración medioambiental uno de sus principales valores diferenciales.

Y es que, en el centro del círculo, hay un enorme parque con flora local que puede ser vista desde todos los puntos de la oficina, sita en Cupertino (California). Además, dado que toda la estructura está construida en cristal, la luz es un elemento muy destacado de la vida dentro de esta gigantesca mole de innovación.

Google

De una nave espacial pasamos a una gigantesca y futurista tienda de campaña. Así será, si se cumplen los planes de la compañía, la nueva sede de Google en Mountain View (California). Como ya os contamos, el edificio -apodado Charleston East- está diseñado para albergar varios edificios dentro de una macroestructura, que por otra parte quiere ser completamente sostenible.

Su particular tejado dejaría atravesar la luz natural durante el día, protegiendo a la vez de la lluvia y dejando espacio suficiente para cubrirlo de paneles solares, una solución para fomentar la sostenibilidad energética a largo plazo. La extensión del conjunto arquitectónico es superior a los 75.000 metros cuadrados, y ha sido diseñado por los estudios Heatherwick Studio y Bjarke Ingle

Zynga

Cuando de videojuegos trata una empresa, no nos podemos esperar una oficina “normal“. La de Zynga es todo un paraíso para los gamers y aquellos que gusten de la cultura ‘pop’ y ‘underground’, con un sinfín de rincones pensados para divertirse trabajando: desde food trucks dentro del edificio hasta zonas con máquinas recreativas y billares, pasando por espacios abiertos para los 2.000 trabajadores de la firma.

Ubicada en San Francisco (California), estas oficinas cuentan con seis plantas que dan a un atrio común, con una particular disposición: cada una de las plantas es ocupada por el equipo a cargo de un videojuego determinado: FarmVille, CityVille, etc.

*Fotografía de Jason Madera para Office Snapshots

iSelect

Cambiamos de tercio, hasta Adelaide (Australia) para encontrarnos la sede de iSelect, una consultora y firma de seguros de salud local que, ni corta ni perezosa, ha convertido sus oficinas en un parque de atracciones viviente. Allí podemos encontrarnos desde túneles que dan acceso a las distintas salas de reuniones hasta toboganes que acaban en piscinas de bolas, pasando por una pista de atletismo, un campo de fútbol o hamacas con vistas al océano.

*Fotografía de Yvonne Qumi para Office Snapshots

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.