Empresa

Las reglas ineludibles para dar malas noticias en el trabajo

dar malas noticias en el trabajo

Descubre cómo dar malas noticias a tus empleados, compañeros de trabajo o clientes. Si quieres hacerlo de manera correcta hay dos reglas que tendrás que seguir siempre.

Dar buenas noticias es un gusto, receptores sonrientes equivale a mensajero popular.

En cambio al dar una mala noticia pocas veces habrá buenas caras. Afrontémoslo, lidiar con las reacciones negativas del resto es un marrón, y a nadie le gusta ser el tipo malo, pero enterrar la cabeza bajo tierra está lejos de ser la solución adecuada.

Algunas empresas optan por correos masivos o comunicados generales para transmitir cualquier tipo de información negativa a los empleados, alegando que se trata de la manera más clara y concisa de hacerlo. No obstante, mientras que no hay ninguna manera de que una noticia mala sea mejor,  si hay maneras mejores de comunicarlo.

La primera regla ineludible que debes seguir al dar una mala noticia es darla tu mismo. Cuando se trata de una buena noticia muchas veces es aconsejable delegar la tarea en otra persona que haya jugado un rol importante en lograr el resultado; para las malas noticias sucede todo lo contrario, jamás le pidas a otro que hablé por ti.

Es irrelevante que seas el responsable de la situación o no, si eres el encargado de un equipo o referente para un cliente es tu labor comunicarle lo ocurrido.

En segundo lugar, es importante que des las malas noticias en persona, y si esto no es posible hazlo por teléfono. Nunca des malas noticias por escrito; es imprescindible que la comunicación pueda ser fluida

Cómo dar un feedback negativo a tus empleados

En caso de que tengas que darle una mala noticia a un grupo de personas, intenta reunirles para que todos se enteren a la vez. Si tiene implicaciones individuales reúnete antes con cada uno a solas.

Estas dos reglas son indispensables ya que de esta manera podrás contestar a las dudas de los receptores, ser lo más empático posible y solucionar los problemas que puedas arreglar junto a la otra persona. Si tienes una alta inteligencia emocional te será más fácil dar la noticia.

Esta manera no sólo es la más correcta éticamente, sino también es la más eficaz ya que permite una mejor comunicación.

Vía | Inc.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!