Empresa

Las peores maneras de empezar una carta de presentación

trabajador sorprendido

“Querido Sr./Sra…” y otras 4 maneras de empezar una carta de presentación que debes evitar a toda costa si no quieres que tu esfuerzo acabe en la papelera.

A la hora de plantear cómo redactar una carta de presentación perfecta solemos centrarnos en el contenido: que estructura seguir, qué habilidades incluir y qué tono emplear.

No obstante, de poco servirá redactar una buena carta de presentación si el reclutador no se lo llega a leer. Por ello, es importante enganchar al lector desde la primera línea.

Hay ciertas maneras de empezar una carta de presentación que jamás debes usar (si no quieres que te descarten de inmediato).

  • Querido Sr. /Sra…: Piénsalo: ¿si te llega un correo que no va directamente dirgido a ti le darías importancia? Lo mismo ocurre con el reclutador y tu carta de presentación. Intenta averiguar a quién va dirigido y olvídate del saludo general.
  • Mi nombre es…: Posiblemente tu nombre no sea lo más interesante que tienes que decir sobre ti mismo. Piensa cómo podrías impresionar al reclutador y lograr que tenga interés en seguir aprendiendo más sobre ti.
  • Te escribo dado mi interés en…: Si estás escribiendo una carta de presentación para conseguir una entrevista se sobreentiende que tienes interés en trabajar para la empresa en cuestión. Mejor arranca manfiestando por qué te llama la atención la oferta. Demuestra que te interesa este puesto en particular, y que no estás reciclando una carta de presentación que usaste para otra empresa. Prueba a usar algunas de nuestras técnicas para conseguir que tu carta de presentación destaque.
  • He incluido mi currículum, destacando mis calificaciones…: Olvídate del currículum, si ya lo has adjuntado en el correo el reclutador será capaz de encontrarlo. Es tu oportunidad para ir más allá y reflejar tu motivación y ganas de conseguir el puesto; en el CV enumeras una serie de habilidades y formación, en la carta de presentación tienes que contar una historia.
  • Posiblemente no sea el mejor candidato, pero…: Esta es la peor manera de empezar una carta de presentación. ¿De verdad quieres darle un motivo al reclutador para que no te contrate? Céntrate en por qué debería contratarte y deja que el lector decida sobre el resto.

Ideas para empezar una buena carta de presentación:

  • Empieza describiendo tu pasión.
  • Comienza expresando tu admiración por la compañía.
  • Pon un ejemplo de un logro o expresa una de tus habilidades.
  • Dale un toque de humor o creatividad.

Cómo conseguir trabajo sin experiencial laboral

Al igual que no quieres perder la atención del reclutador en la primera línea, tampoco querrás que lo lea entero y descarte tu candidatura en la primera línea. Consulta cuáles son las frases que debes evitar al cabar una carta de presentación, y estarás un paso más cerca de la entrevista de trabajo.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!