Empresa

Las mujeres más poderosas del sector de la tecnología

mujeres poderosas
Escrito por Juan Carballo

El concepto de mujer poderosa puede parecer impreciso, especialmente cuando se pone el acento sobre el género. Actualmente, las mujeres solo ocupan el 4’6% de los puestos de CEO. De un total de 1.826 multimillonarios globales, 197 son mujeres (el 11% del total). Otro dato: un escaso 9% de los ejecutivos de Silicon Valley son mujeres.

Estas estadísticas demuestran que, año tras año, la discriminación de género es un problema grave que requiere soluciones contundentes. Con todo, cada año aumenta progresivamente el número de mujeres que están en una posición de influencia. Sin ir más lejos, Angela Merkel está a la cabeza de Europa y Hillary Clinton tiene todo a su favor para convertirse en presidenta de Estados Unidos. Son solo ejemplos, también está Christine Lagarde al frente del FMI, Janet Yellen en la Reserva Federal o Mary Barra de General Motors, entre muchas otras.

La lista de las mujeres con más poder del 2015 publicada por la revista Forbes señala a ocho jefas de estado que, combinando el PIB de los territorios que gobiernan, controlan 9.1 trillones de dólares e influyen en más de 600 millones de ciudadanos. En el mundo de la tecnología también hay ejemplos de éxito. Aunque muy pocas ocupan el mayor cargo del organigrama, su poder en Silicon Valley, Palo Alto, Cupertino… no es nada desdeñable.

En esta lista os presentamos a las mujeres más poderosas del sector de la tecnología, profesionales que se han forjado su propia carrera y, en la mayoría de ocasiones, han cargado con el hándicap de ser mujeres en un mundo tradicionalmente de hombres. La tendencia es la paridad pero, por el momento, conviene observar de cerca el ejemplo de estas ejecutivas.

[Fuente:forbes]

Sobre el autor de este artículo

Juan Carballo

Periodista de formación, curioso hasta la médula. Mi interés por la tecnología me viene de lejos, cuántas veces desconfiguré y arruiné aquel IBM de mi infancia buscando respuestas a la magia de la informática. Hoy sigo igual, pero esta vez mi objetivo es compartir esta pasión con vosotros y seguir aquí en la brecha.