Empresa

Las habilidades que te ayudarán a conseguir un trabajo

contratar trabajadores

A la hora de conseguir un nuevo trabajo no sólo se valoran los conocimientos técnicos del candidato; también entran en juego las denominadas “Soft Skills”. Descubre cuáles son, y cómo adoptarlas.

Los reclutadores no sólo buscan los candidatos con la mejor formación y más conocimientos técnicos, también buscan contratar empleados con una serie de cualidades personales.

Las habilidades de los empleados pueden clasificarse en dos grupos que el mundo anglosajón denomina como “Hard Skills” y “Soft Skills”. Las primeras son los conocimientos que hemos adoptado a los largo de nuestra formación académica y profesional, y que nos permitirán desempeñar las tareas correctamente. En cambio, las “Soft Skills” son el conjunto de talentos personales que nos ayudarán a trabajar en equipo, comunicarnos con el resto y resolver problemas, entre otros.

Ambas habilidades son complementarias, y a la hora de buscar nuevo talento las empresas valoran tanto el conocimiento, como la actitud. Sin embargo, parece que las “Soft Skills” tienen más importancia de la que algunos le conceden: un estudio publicado por la Asociación Americana de Psicología reveló que los jefes solían apostar antes por candidatos agradables que aquellos más formados para el puesto, aunque lo óptimo es encontrar un individuo que combine ambas cualidades.

Así, las investigaciones en la materia demuestran que los directores prestan especial atención a las habilidades analíticas y comunicativas de los posibles candidatos.

¿Qué habilidades necesitas para trabajar en Google, Apple o Microsoft?

Estas son las “Soft Skills” por las que aumentarás tus posibilidades de contratación:

  • Resolución de problemas: Las empresas quieren tener a trabajadores autónomos, capaces de identificar cuándo deben afrontarse a una situación complicada sin asesoramiento. La mejor manera de adoptar esta habilidad es desarrollar un pensamiento claro y metódico; tómate tu tiempo para pensar, idea diversas soluciones y si es necesario plantéaselas a tu jefe. De cara a demostrar esta destreza en la entrevista es recomendable que anotes alguna situación en la que hayas resuelto exitosamente un problema en el pasado.
  • Atención a los detalles: La carencia de esta habilidad en un candidato es fácilmente identificable en el currículum: evita a toda costa tener erratas en tu CV; si el reclutador identifica un error probablemente estés desbancado. Una actitud cuidadosa debe acompañarte durante toda tu trayectoria profesional, tómate tu tiempo para hacer las cosas bien. Si ves que tu jornada no es suficiente para realizar todas tus tareas adecuadamente habla con te jefe, e incluso plantéate llegar algo antes a la oficina para darte un poco de margen.
  • Domina Microsoft Office: No es estrictamente necesario incluir dichos conocimientos en el curriculum, ya que generalmente se da por hecho. No obstante, si no te sientes completamente cómodo con la herramienta haz algún curso o sigue algún tutorial online para perfeccionarlo. Otros programas con las que es aconsejable familiarizarse son Slack, Google Drive y Skype.
  • Marketing: Independientemente de cual sea tu sector, saber promocionar tus ideas, productos y servicios siempre es una cualidad positiva. Para desarrollarla, es recomendable saber usar tus redes sociales y compartir artículos interesantes relacionados con tu industria. Así, haz uso de las RRSS para ampliar tus conocimientos; sigue a individuos o compañías influyentes que publiquen contenidos de tu interés profesional, y a ser posible cita a algunos en la entrevista.
  • Comunicación escrita y oral: Se trata de la habilidad más buscada por las empresas. Por muy técnica que sea tu labor, saber comunicarte es esencial. A la hora de relacionarte con el resto se amable, conciso y profesional; en persona presta atención a tus gestos corporales, mantiene contacto visual e intenta transmitir confianza; cuida los detalles al enviar un email. Para la entrevista también es importante demostrar y emplear esta cualidad; prepárate de antemano y haz algunas entrevistas de prueba antes si es posible. Ante todo recuerda: la práctica hace al maestro.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!