Empresa

Las costumbres y prácticas de empresa más curiosas del mundo

hombre negocios disfrutando bebiendo cocktail

Mientras que en la mayoría de países las reuniones se mantienen en despachos alrededor de una mesa, en otros atienden en paños menores y conversan dentro de una sauna. Descubre las costumbres y prácticas de empresa más curiosas del mundo.

La cultura y las costumbres de cada país evidentemente tienen un impacto directo en las empresas. No obstante, no tienes que irte a la otra punta del mundo para encontrar un panorama completamente diferente en la oficina.

Algunos de nuestros vecinos europeos tienen prácticas y costumbres de empresa realmente curiosas. Por ejemplo, a no más de 4 horas de vuelo desde España mantienen las reuniones en saunas.

Así, en algunas partes del mundo ir al gimnasio y comer bien para cuidar la línea no solo es un reto personal, puede convertirse en una condición para no perder tu puesto de trabajo.

Hoy te dejamos algunas de las prácticas y costumbres de empresa más curiosas del mundo:

  • Reino Unido: Mientras que muchas veces tocarse la cara puede ser indicio de falta de confianza, en Reino Unido tocarse la nariz es una especie de lenguaje en clave. Si la otra persona empieza a darse golpecitos en la nariz con el dedo no es que no confié en ti, está diciéndote con gestos que lo que estáis debatiendo, o apunto de debatir, es privado y confidencial.
  • Japón: El país nipón se caracteriza por sus curiosas y estrictas reglas de etiqueta en los negocios, y no es sorprendente que esté en la lista de prácticas empresariales dignas de conocer. No es raro entrar a una oficina japonesa y ver a más de uno echándose una cabezada en la mesa. Dadas las largas jornadas de los japoneses, es normal que los trabajadores se echen una siesta durante el horario laboral, e incluso está bien visto siendo un indicio de responsabilidad. No obstante, esto no es lo más curioso de las empresas japonesas. Con el fin de reducir la obesidad, los trabajadores japoneses de entre 45 y 74 están obligados a dejar que la empresa mida su cintura para comprobar que no tienen sobrepeso. En el caso de que les sobren unos centímetros, tendrán que ponerse a dieta y en caso de no mejorar su línea la empresa podría verse obligada a pagar una multa.
  • China: Si alguna vez acudes a una reunión en China más te vale llevar un regalo, aconsejan desde Business News Daily. Eso si, no te ofendas si lo rechazan, y sigue insistiendo en entregárselo; es común que en China rechacen tu ofrenda hasta 3 veces antes de aceptarlo.
  • Francia: Sin irnos más lejos, nuestro país vecino valora tanto el bienestar de sus trabajadores que introdujeron en su legislación el año pasado “el derecho a desconectar”. Esta medida implica que los trabajadores franceses están en todo su derecho de ignorar el correo fuera del horario laboral, y es aplicable en las empresas con más de 50 trabajadores. Una vez que salgas de la oficina ya no tienes por qué estar disponible.

Cómo dar un apretón de manos correctamente según el país

  • Corea del Sur: Mientras que en la mayoría del mundo adoptamos diversas prácticas para ganarse la confianza de un cliente o socio, como mantener contacto visual o imitar el lenguaje corporal de nuestra contraparte, en Corea del Sur usan una estrategia un tanto peculiar: se emborrachan. Es muy común que el alcohol abunde en los encuentros empresariales surcoreanos, y embriagarse juntos es indicio de que ya existe confianza, revela Bustle, siendo la mejor manera de conocerse.
  • Finlandia: Adiós al traje, en Finlandia muchas veces mantienen reuniones y negociaciones en saunas, e incluso algunas empresas tienen una sauna dentro de las oficinas. Al norte de Europa probablemente sea tentador meterse en una sauna para combatir las bajas temperaturas, pero esta no es la razón que explica esta extraña costumbre empresarial. Al parecer, estas sesiones fomentan la creatividad y favorecen el diálogo, una de las claves de su éxito en los negocios.
  • Estados Unidos: En EEUU trabajan tantas horas que Business Insider clasificó trabajar solo 48 horas semanales como una costumbre internacional de empresa que para las compañías estadounidenses estaría completamente fuera de lugar.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.