Empresa

Las claves para dar feedback negativo de personas con alta inteligencia emocional

feedback

Dar feedback negativo a tus empleados o miembros del equipo nunca es fácil. Descubre las claves de personas con alta inteligencia emocional para hacer una crítica constructiva.

A nadie nos gusta recibir una crítica, y mucho menos darla. No obstante, no sólo es importante dar feedback positivo a los empleados para reconocer sus logros, también es fundamental dar feedback negativo para que puedan mejorar y progresar en su carrera profesional. Ningún ser humano es perfecto, y si nadie nos dice nuestros fallos puede que nunca lleguemos a identificarlos.

Eso si, no es una tarea sencilla. Al hacer una crítica corres el riesgo de herir los sentimientos de la otra persona, e incluso desmotivarles o hacer que se sientan atacados. Por ello, para ser un buen líder es imprescindible aprender cómo dar feedback negativo de manera que sea beneficioso para el empleado.

La clave está en tener inteligencia emocional; no sólo nos ayudará a comunicarnos mejor, sino también nos permite interpretar y saber tratar a las personas. Estas son las técnicas de líderes con alta inteligencia emocional para dar feedback negativo:

  • El momento ideal para dar feedback negativo: No esperes demasiado para dar feedback negativo después de un incidente. Si crees que puedes alterarte espera al día siguiente e intenta calmarte antes y pensar bien qué vas a decir. Si en cambio eres una persona tranquila y tienes claro el mensaje que quieres transmitir es mejor que sea inmediato.
  • Pide permiso antes de dar feedback negativo: Un “¿puedo hacer una observación?” o “¿puedo darte un consejo?” suavizará el asunto y lo convertirá en una conversación, no en un ataque unilateral. Además, es importante que la otra persona este dispuesta a escucharte, si no quiere mejorar no lo hará.
  • Da tu punto de vista, y pídeles que te den el suyo: Recuerda, quieres que esto sea una conversación madura entre dos personas. Además, pedir el punto de vista de la otra persona evitará que se sientan acusados.
  • Expresa tus sentimientos: Explicar como te hico sentir dicho comportamiento lo hará mucho más humano y cercano. Basta con mencionarlo, recuerda que esta conversación no va sobre ti, es para ayudar a la otra persona.

El primer hábito que debes adoptar para ser un buen líder

  • Explica las consecuencias: Es importante dejar claro cuáles son las consecuencias del error, y por qué no puede repetirse en un futuro.
  • Pregunta qué harán para que no se repita en un futuro: Intenta que ellos mismos encuentren una solución al problema, una manera que asegure que no se vaya a repetir en un futuro. El hecho de que reflexionen y aprendan de sus errores será muy beneficioso.
  • Busca un compromiso: No sólo quieres saber qué harán en un futuro, sino cómo van a conseguirlo. Intenta trabajar junto a la otra persona para encontrar la manera de mejorar y evitar errores similares.
  • Acaba la conversación de manera respetuosa: Asegúrate de que la otra persona haya expresado sus sentimientos, y hayáis hablado sobre todos los problemas que puedan surgir. Pregúntale si quiere añadir algo, e incluso aprovecha para obtener feedback sincero. De esta manera la otra persona de verdad sentirá que quieres ayudarle a mejorar y que su opinión importa.

Vía | Inc.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!