Empresa

Las 5 fases que todo brainstorming exitoso debe tener

Las mejores técnicas de brainstorming para tu empresa

¿Cuáles son los procesos que llevan a un brainstorming efectivo? ¿En qué fases debe dividirse una lluvia de ideas para que surjan propuesta de lo más provechosas?

Inspirada por la cultura de Silicon Valley, los brainstorming empezaron siendo reuniones ‘de locos creativos’ en las agencias de publicidad de Estados Unidos, en la que distintos perfiles del sector debatían hasta dar con una propuesta rompedora. Esta técnica -la ‘lluvia de ideas’ de toda la vida- supone que un grupo de personas intenta encontrar soluciones a un problema específico u obtener un gran número de ideas sobre un determinado tema de estudio generándolas de forma espontánea.

Se desarrolla mediante reuniones en una atmósfera relajada e informal, libre de todo espíritu crítico, donde los participantes no se han de sentir cohibidos. La evaluación de las ideas generadas se hace posteriormente. De esta forma, en el brainstorming se pone en marcha el flujo de ideas y proporciona al grupo confianza en sí mismo.

Pero, ¿cuáles son los procesos que llevan a un brainstorming efectivo? ¿En qué fases debe dividirse una lluvia de ideas para que surjan propuesta de lo más provechosas? A continuación te las explicamos:

Preparación

En esta primera fase hemos de sentar las condiciones para el desarrollo de la reunión y provisión de documentación. Entre otras tareas, deberemos definir un tema objeto de la tormenta de ideas que puede ser específica o sesgado, así como definir y encuadrar el tema a tratar y comunicarlo a los participantes antes del desarrollo de la sesión.

También hemos de preparar la logística de la sesión, contando con medios idóneos de escritura para la recogida de ideas y establecer las reglas: aportaciones por turno, sólo una idea por turno y se puede “pasar” de turno si no hay ideas.

Calentamiento

Una vez que ya estamos inmersos en la sesión de brainstorming, podremos darnos un tiempo para promover la desinhibición y relajación del grupo antes de pasar a núcleo oficial de generación de ideas. En ese sentido, los expertos recomiendan que si el ambiente es tenso se puede realizar una prueba sobre un tema cualquiera.

Presentación

Cuando el ambiente ya es el idóneo para una lluvia de idea, se presenta el tema y se marcan los límites del mismo, de forma que todos los participantes tengan una visión exacta del objetivo de la reunión. Cabe recordar la máxima norma en cualquier sesión de esta índole: nadie critica o comenta las ideas aportadas por los demás.

La clave para hacer buen Brainstorming: invierte el proceso

La tormenta de ideas se desarrolla básicamente por tres métodos:

  • No estructurado (flujo libre). Se trata de escoger a un miembro que apunte las ideas que van surgiendo. Se debe de fomentar la creatividad, por ejemplo, construyendo sobre las ideas de otros.
  • Estructurada. Igual que la anterior, la diferencia consiste en que cada miembro del grupo presenta sus ideas de forma ordenada (por turno).
  • Silenciosa. Los participantes piensan las ideas y las escriben en un papel. Posteriormente se intercambian y se pueden añadir más ideas al papel del otro miembro del grupo.

Registro

El hackaton puede utilizarse como método de brainstorming en la empresa

Cada uno de los participantes da una idea, que es registrada ya sea por escrito, en un tablero de ideas o en un archivo de audio. Todo está permitido, incluso las ideas más absurdas y disparatadas que fluyen libremente. La reunión concluye cuando ningún participante tiene más ideas que aportar.

Evaluación

Una vez terminada la sesión, llega la toma de decisiones por expertos o con el grupo, basándose en técnicas de consenso. Se deben eliminar las ideas duplicadas y explicar las que ofrecen dudas y agruparlas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.