Empresa

Las 4 claves para ser productivo todos los días, trabajes donde trabajes

como ser productivo cuando trabajas desde casa

Mantener un buen ritmo de trabajo y ser productivo todos los días puede resultar complicado, especialmente si tienes una jornada flexible o trabajas en remoto. Por ello te revelamos una serie de trucos para ser productivo siempre, desde casa o desde la oficina.

¿Hay días en los que consigues hasta adelantar trabajo y otros en los que llegan las siete de la tarde y aún no has logrado completar ni la mitad de tus tareas? Mantenerse productivo siempre es difícil, especialmente para aquellos que tienen una jornada flexible.

Pese a que poder organizarte tu propia jornada es un lujo, también tienes que tener mucha disciplina y una alta capacidad de concentración. Ser productivo todos los días bajo estas circunstancias es aún más complicado, por ello queremos echarte una mano.

Trucos de Gmail para mejorar tu productividad y organización

Prueba a adoptar estos 4 consejos para aumentar tu nivel de productividad toda la semana, sin duda notarás una gran diferencia.

  • Crea una rutina diaria: Si quieres ser productivo vas a necesitar una rutina, y además tener un patrón te ayudará a alcanzar tus metas. Establece a qué hora empezarás a trabajar todos los días, cuando descansarás y en qué momento acabará tu jornada laboral. Así, también es conveniente que decidas qué tareas harás en cada momento del día.
  • Respeta tu horario laboral: Cuando tienes una jornada flexible o trabajas en remoto no habrá nadie que te imponga las horas a las que debes trabajar, por lo que debes hacerlo tú mismo. Todas las mañanas oblígate a empezar a trabajar a la misma hora, y procura despertarte y prepararte para el nuevo día como si fueras a ir a la oficina: dúchate, vístete, etc. Así, también es importante que dejes el trabajo cuando acabe tu jornada. Para asegurarte de que no se te pase la hora, ponte una alarma y en cuanto suene cierra el ordenador y guárdalo hasta el próximo día. Si trabajas desde casa intenta tener un espacio especialmente dedicado a tu actividad profesional, te permitirá concentrarte mejor al entrar y desconectar tras salir.
  • Comunica: Que no trabajes codo con codo con tus compañeros de trabajo no significa que no existan. Procura comunicarte de manera frecuente con ellos informándoles de tu progreso o cualquier problema que haya que resolver. La comunicación es clave para un equipo más productivo.
  • Recuerda cual es tu meta: Cuando tenemos jornada flexible el peligro de que procrastinemos aumenta notablemente. Es muy fácil aplazar el trabajo a otro momento, pero acabar haciendo todas las labores atrasadas el fin de semana no te hará ningún bien. Procura fijar siempre unas metas y al final del día revisar cuáles has logrado, te servirá de motivación extra y te hará ser más consciente de que tienes que hacerlo cada día. Puedes probar alguno de nuevos trucos para dejar de procrastinar y ponerse manos a la obra.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.