Empresa

La Unión Europea mira con buenos ojos a las startups españolas e italianas

las startups españolas e italianas son las niñas mimadas de la Unión Europea
Escrito por Lara Olmo

Los jóvenes españoles e italianos hacen frente al desempleo creando sus propias startups. El ecosistema emprendedor de ambos países está atrayendo financiación, en especial de la Unión Europea.

El último dato del paro publicado hace unos días daba cierto respiro: por primera vez en seis años el desempleo en España baja de la barrera del 20%. Sin embargo, esto no evita que siga siendo de los más altos de la Eurozona junto con el de Italia.

Ambos países mediterráneos representan el binomio del desempleo en Europa y su población más joven es la que lo está teniendo más difícil para encontrar trabajo. Según datos registrados por Eurostar, el 43.9% de los jóvenes españoles y el 36.9% de los italianos están en el paro.

Las circunstancias que viven estos dos países hacen que sus ecosistemas emprendedores sean más singulares que los del resto de países de la Eurozona.

Tijeretazo del gobierno tras el 26J: de 20,4 a 1,7 millones a las startups 

Precisamente el paro juvenil explica que muchos de ellos opten por crear sus propias compañías y startups. De hecho, las que logran superar los cinco años, se convierten en verdaderos fabricantes de empleo.

Entre el 21 y el 55% de los nuevos trabajos que se crean son gracias a ellas“, aseguraba recientemente Isidro Laso, jefe de Startup Europe, iniciativa de la Comisión Europea destinada a reforzar el entorno empresarial y emprendedor.

Hace poco te contábamos que el ecosistema de startups europeo vivía un buen momento, y el caso de España e Italia no es diferente, aunque conviene analizar cada país por separado: en el país transalpino cada vez se crean más startups pero solo unas cuantas están listas para escalar; en gran medida porque no hay capital suficiente.

¿Cuáles son los mejores países para emprender?

En este sentido la situación está siendo algo mejor para España, gracias en gran medida a la inyección de dinero por parte de inversores extranjeros, cuyo interés en las nuevas empresas de nuestro país es cada vez mayor. Aunque aún está lejos de ponerse al nivel de los ecosistemas británico o de los países nórdicos.

Pero ambos países pueden estar satisfechos con el trato que la UE les está dando en materia de financiación. En los dos últimos años han sido los más beneficiados por su programa Horizonte 2020, un proyecto de ayuda a las empresas TIC para financiar Investigación, desarrollo e innovación.

Vía | forbes.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.